Sociedad diferente y educación temprana

La atención en salud es vinculante con educación inicial, que, según expertos, si se implementa desde cero a tres años enriquecerá el cerebro en un 80 %.
Enlace copiado
Sociedad diferente y educación temprana

Sociedad diferente y educación temprana

Enlace copiado
He recibido algunas observaciones de mi anterior trabajo sobre el tamizaje y salud social, me piden algunas aclaraciones. Con gusto. El examen de sangre en la planta del pie del recién nacido (tamizaje) consiste en un pequeño pinchón. Las gotas de sangre se imprimen en papel especial para el análisis. Hay dos modalidades: un pinchón a los dos días de nacido y otro a los siete días del nacimiento. O bien un solo examen a los tres días de nacido.

El tamizaje o examen plantar detecta deficiencias congénitas, en cuyo caso el bebé se trata antes de 30 días para preservarlo de posibles daños cerebrales; también se descubren dolencias menos severas que afectarán el futuro aprendizaje. Los plazos deben cumplirse o las afecciones se vuelven irreversibles. Esto obliga al Estado a procurar dicho examen para asegurar un derecho humano del recién nacido.

El examen y tratamiento deben ser gratuitos, y obligatoria su realización para padres y madres. Los controles clínicos a la embarazada permiten calcular la fecha de nacimiento para hacer el examen en los plazos indicados si acaso no da a luz en una clínica. No debe dejarse a la voluntad de la familia. Todo esto llama a invertir en salud. Los costos son mucho más altos de no hacerse esa inversión. El Estado no debe rendirse ante los costos, pues sabemos la permisión por años de gastos superfluos, corrupción y despilfarro.

Sobre el caso de la madre que mencioné en anterior columna, interesada por la existencia de un área de tamizaje, fue al hospital con el recién nacido, pero la muestra de sangre la extrajeron ¡¡de la mano del bebé!! para lograr el examen. Con todo, fue a buscar el resultado y nunca la atendieron. Esto en 2008. Esperemos que se haya solucionado tal ineficacia funcional, o que los equipos, sin duda donados, no se hayan perdido en una bodega o, algo peor, estén en una clínica privada. De cualquier modo, después de 2009, la tecnología del tamizaje ha avanzado. Actualmente es posible detectar unos 30 riesgos congénitos; antes de esta fecha solo descubrían siete dolencias.

Como vemos, invertir en el bebé va a repercutir en felicidad de la vida del niño, su familia y sociedad. Para un modelo de educación inicial sería un gran paso pues significa educar al padre, a la madre y al docente. De modo que exigir del Estado una atención que está en sus atribuciones nos dará una futura ciudadanía bien formada y un futuro social óptimo.

A propósito, ya existe un plan de educación inicial en el MINED que debe superar ataduras presupuestarias y no postergarse; además, debe elegir al personal calificado y con experiencia en educación temprana, y evitar los compadrazgos. Se parte de que desarrollo educativo y económico están emparentados a salud social como base del desarrollo integral. Como dicen los expertos en neonatalidad: Cada abrazo al bebé de dos meses o menos actúa como medicina preventiva porque desarrolla la efectividad. Estos aprendizajes serán plataformas fundamentales para el progreso de El Salvador.

Como el bebé acciona con todo desde que está en el útero materno, ahí comienza a fortalecerse la educación. Por eso es importante educar a la madre y al padre en el uso de lenguaje adecuado con el bebé: palabras tiernas, sonidos agradables, arrullos y conversaciones cariñosas, para lograr mediante estos procesos el llamado “abrazo emocional”. El costo-beneficio del niño y niña consistirá en menos deserción escolar, menor violencia, menos patologías físicas y mentales.

“Invertir en la edad temprana es ganancia económica muy valiosa... (porque) previene problemas sociales y criminalidad”, dicen los expertos. Por eso será difícil eliminar la marginalidad y violencia mientras no se tenga la visión de fortalecer la educación inicial.

Educar a la niñez temprana implica también atender la inteligencia emocional del neonato (bebé menor de un mes); esta acción se sumará a la inteligencia racional: facilidad para la matemática, las ciencias, y disciplinas humanísticas, hacia una sociedad con futuros jóvenes talentos, solidarios, tolerantes, creativos y sensibles, base del desarrollo social y económico.

Muchas personas no sabemos explicarnos por qué alguien con grandes estudios en centros bilingües o en el extranjero, con privilegios económicos en el hogar, sin embargo, de modo patológico ambicionan el dinero fácil, o los fondos destinados a fines sociales que provienen de los impuestos que se le cobran a la gente común. Se explica porque lograron la oportunidad en el seno familiar de enriquecer su inteligencia lógica; pero se les descuidó el cultivo de la inteligencia emocional y sensible en su educación temprana.

Esos profundos abismos de un aprendizaje basado en contextos deshumanizados gradúan en estudios superiores para un círculo vicioso: “Tú me golpeas, yo te golpeo”, “Tú ejerces el poder efímero, lo aprovechas para acosarme laboralmente y yo me defiendo, me desgasto y te desgasto”. “Tú te refugias en la impunidad, yo me enojo, asalto tu propiedad y tu vida”. La violencia aflora. Se crean psicopatías delincuenciales que se explican por retrasos en educación y cultura.

En fin, la atención en salud es vinculante con educación inicial, que, según expertos, si se implementa desde cero a tres años enriquecerá el cerebro en un 80 %, para hacer personas integrales. La importancia de educar desde la niñez se explica también por la neurociencia: a la vez del aprendizaje del bebé aprenden los padres. La tesis tradicional de “aprender de los ancianos” (enfatizado por culturas asiáticas y aborígenes), según nuevas investigaciones, se da también al revés: el aprendizaje entre adultos, niños y niñas es de doble vía. Hay una retroalimentación de la familia y niños en el modelo de educación temprana.

Los vacíos en estas áreas explican violencias y reacciones emocionales delictivas cada vez más espeluznantes e increíbles. Además, las deficiencias educativas se incrementan de no promover el arte y la cultura en la educación desde la niñez temprana hasta la universidad. Es lo que podríamos llamar propiamente educación integral, que repercutirá en sociedad feliz y en educación para la vida. A mediano plazo es menos costoso que la represión.

Tags:

  • manlio argueta
  • educación
  • maternarl
  • estimulacion temprana

Lee también

Comentarios

Newsletter