Loading...

TODO RÍO ES FUGAZ

Enlace copiado
TODO RÍO ES FUGAZ

TODO RÍO ES FUGAZ

Enlace copiado

Los habitantes de aquella aldea perdida entre los cerros poblados de árboles de tierra encumbrada parecían estar recibiendo una especie de concesión inefable por parte de la Providencia. Uno de ellos, el que había parecido menos capaz de superarse por la vía del trabajo agrícola, tuvo el impulso desconocido de comprar por ahí, en un caserío de los alrededores, un billete entero de la lotería que le ofreció un transeúnte que salió quien sabe de dónde. Y en el sorteo correspondiente ese número resultó ganador. El premio consistía en miles de dólares, una cantidad astronómica para cualquiera de los habitantes de aquella aldea sin identidad en el mapa.

Y entonces el mapa despertó de su distracción perpetua, y llamó a los que vivían en la aldea a tomar camino. El primero en la línea era él, el ganador del premio, y la corriente humana se dirigía hacia la capital del país a cobrar el monto y a depositarlo en una agencia bancaria. Todos sus vecinos lo acompañaban, y no por seguridad, como hubiera sido fácil entender, sino por una especie de impulso que era mucho más que ilusión monetaria.


Leer poemas completos en:  Historias sin Cuento

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • Historias sin Cuento
  • David Escobar Galindo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines