Lo más visto

Más de Revistas

¡Te lo mereces! Es momento de disfrutar los pequeños grandes placeres de la vida

Entre tanto ajetreo, pueda que te sientas un tanto abrumada y hayas perdido el gusto a la vida; sin embargo, bastan algunos gestos o acciones para que tu cerebro libere las hormonas para sentir bienestar y plenitud. Muchas de las cosas placenteras de la vida, son gratis. ¿Quieres saber de qué se trata?
Enlace copiado
Enlace copiado
La vida está llena de cosas positivas, que a veces no logramos apreciar por tanto ajetreo en el que nos mantenemos. La clave para ser feliz y disfrutar de los pequeños grandes placeres de la vida está en motivar a nuestro cerebro para que libere las hormonas que nos hacen sentir una felicidad intensa: serotonina, endorfina y dopamina.  Recuerda, el placer no solo tiene que ver con lo sexual, también puedes experimentar sensaciones de bienestar que provienen de otras actividades. A través de las siguientes líneas, te mostramos algunas acciones que te llevarán a conseguir el objetivo y que deberás aprender a valorar más.

1. Reír a carcajadas.

Nada más placentero que reír hasta llorar. Sea cual sea el origen de esa carcajada, cuando la experimentas, el cuerpo se relaja, libera estrés y te sientes bien contigo misma y con el resto. La risa, bien dicen, es la mejor terapia. ¡Aprovéchala!


2. Acostarte en tu cama, luego de un día agotador. 

Si tuviste un día intenso, lo mejor que puedes hacer es recostarte sobre tu cama y liberarte de toda tensión. Ese es uno de los placeres que más se valoran.

3. Comer tu platillo o postre favorito.

Si todo el día has pasado con un antojo que no te deja tranquila y lo evitas porque te sientes culpable o porque crees que no es bueno comer ese tipo de cosas en la semana, ¡olvídate de eso! No hay mejor manera de ser feliz que comer eso que te encanta, claro, de vez en cuando. Consiéntete tú misma.

4. Dar y recibir cariño.

Nada más rico que alguien te haga cariñitos, sobre todo en la cabeza. Eso es relajante y placentero. Si es con tu pareja, el cariño y contacto físico ayuda a fortalecer los vínculos. Es tan simple, solo tienes que extender tu mano y acariciar el rostro de esa persona especial.

5. Orgasmos.

Tener orgasmos es un placer intenso que lo único que hace es beneficiar tu cuerpo, mente y alma. A pesar de que pueden durar solo unos segundos, la sensación quedará impregnada en tu cuerpo y hará que te sientas como si flotaras.

Como puedes ver, no es necesario ser millonario para ser feliz. Basta con aprender a valorar las cosas buenas que tiene la vida.

Tags:

  • revista ella
  • autoestima
  • salud
  • salud mental

Lee también

Comentarios