Lo más visto

Más de Revistas

Tesla podría hacer caso a Google y eliminar el factor humano en su Autopilot 2.0

Tesla removió la industria del automóvil y ha hecho que tanto la propia compañía como el resto de fabricantes se esfuercen por avanzar hacia el futuro.
Enlace copiado
Enlace copiado
No ha sido poca la controversia levantada con el funcionamiento del Autopilot de Tesla, los accidentes que supuestamente habría provocado, si el nombre es correcto o no. Para acabar con todos los debates, Tesla estaría preparando una nueva generación de su Autopilot, la ya bautizada por las redes como Autopilot 2.0.

Esta evolución dejaría a un lado la intervención humana en la conducción asistida del Autopilot actual, un problema que John Krafcik, jefe de conducción autónoma de Google, apuntaba recientemente. De esta manera Tesla se decantaría por una conducción totalmente autónoma que no dependiera de la actuación del conductor en ningún momento, algo que (en teoría) acabaría con los accidentes.

Para conseguir dar un paso más hacia el Autopilot definitivo, Tesla actualizaría los sistemas de sus vehículos con un software mucho más elaborado, un hardware que lo hiciera trabajar más rápido y, además, nuevas herramientas de detección. Como poco, los dispositivos que equiparían los nuevos vehículos serían una nueva cámara y un sensor adicionales al equipamiento actual de los Tesla que nutrirán de mayor flujo de información para una mejor toma de decisiones.

Tesla no ha anunciado aún de qué será capaz el nuevo software, pero Elon Musk ha seguido en su línea, asegurando que será todo un salto adelante.

El Autopilot, al margen de lo correcto o incorrecto de su denominación comercial, ha sido el primer intento serio de acercamiento hacia una conducción autónoma real. La disposición al público de un sistema en fase beta es cuestionable, pero no ha sido una maniobra poco acertada.

Quizá lo poco acertado ha sido la actuación de los conductores y su exceso de confianza tras el volante bajo el paraguas de falsa seguridad aportado por una invención del marketing. Pero lo que está claro es que Tesla ha removido la industria del automóvil y ha hecho que tanto la propia compañía como el resto de fabricantes se esfuercen por avanzar hacia el futuro.

Ahora solo falta saber si el Autopilot 2.0 es un verdadero piloto automático o es otra maniobra comercial.

Tags:

  • actualidad
  • tesla
  • autónomos

Lee también

Comentarios