Lo más visto

Más de Revistas

Revistas  / septimosentido SÉPTIMO SENTIDO

"Todos nos podemos sentir tristes en situaciones particulares de la vida". Para las millones de personas que sufren depresión, sin embargo, nunca hay estado de mejoría

No es falta de voluntad. La depresión es una enfermedad que afecta a cientos de costarricenses. Seis de ellos comparten su historia y cómo conviven día a día con este trastorno mental y sus prejuicios.

Enlace copiado

"Todos nos podemos sentir tristes en situaciones particulares de la vida". Para las millones de personas que sufren depresión, sin embargo, nunca hay estado de mejoría

Enlace copiado

Daniel está arrinconado en un pabellón de la escuela. Su cabeza pegada a las rodillas, mismas que abraza para ocultarse. Aunque es la hora del recreo, el niño no quiere jugar con sus compañeros de clase. Se siente deprimido y está asustado. A pesar de que no llega a los 10 años, él cree que los demás lo juzgan porque, por alguna razón, saben que está triste. Hoy Daniel (no es su nombre verdadero) tiene 67 años y es consciente de que desde que estaba en la escuela sufre de depresión. Nadie lo diagnosticó en ese momento.

 “Esto viene desde la niñez. Tuve problemas con mi padre, él era muy estricto, me puso a cargo de mi hermana, quien llegó a ocupar un alto puesto político; en ese momento me sentí como que era menos. Yo tenía gran obligación siendo niño, tenía que cuidarla. Los que tenemos depresión nos sentimos culpables, sentimos que algo no está bien. Eso es tremendo”, dice Daniel, a quien llamamos así para proteger su identidad, al igual que la de las otras cinco personas que brindaron su testimonio para este trabajo.


Leer reportaje completo en: Las voces de la depresión: así se vive con esta enfermedad mental

Lee también

Comentarios