Lo más visto

Más de Revistas

Transformando la crítica en preguntas

No toda pregunta tiene la virtud de ser poderosa.
Enlace copiado
Enlace copiado
Cuando se da retroalimentación a una persona, es importante comprender las relaciones de causa y efecto que pueden ser establecidas a partir de una afirmación. Las preguntas poderosas sirven al mismo propósito que la crítica, pero resultan mucho más productivas.

Por ejemplo, cuando jefes o supervisores están recolectando ideas entre sus colaboradores para mejorar un proceso o generar una nueva estrategia, conviene que las escuche sin criticarlas.

En lugar de eso es mejor que provoque profundización a través de preguntas poderosas:

• Transformar la afirmación “Eso saldría demasiado caro”, por la pregunta “¿Cómo recomiendas que lo costeemos?”.

• “Esa idea nunca funcionará”, por “¿Cómo pondrías en práctica esa idea?”.

• “La estrategia que propones no se adecúa a nuestra realidad”, por “¿Cómo podrías hacer más tangibles y concretas las etapas de este plan?”.

• “Eso requiere demasiado esfuerzo”, por “¿Cómo podrías conseguir que fuera más fácil y sencillo ponerlo en práctica?”.

• “Lo que propones es superficial, no soluciona de raíz el problema”, por “¿Cómo puedes estar seguro de que la propuesta presentada satisfará los aspectos cruciales para conseguir un cambio profundo y duradero?”.

Por lo general: la crítica implica un juicio; las preguntas poderosas llevan al análisis y a la creatividad; empiezan por “cómo”, no con “por qué”; sirven para que la persona depure más su planteamiento y se sienta motivada a seguir aportando.

No toda pregunta tiene la virtud de ser poderosa. Por ejemplo, si un jefe le pregunta a su colaborador que llega tarde: “¿Estas son horas de llegar?”, lo está juzgando. En tal sentido, es preferible la afirmación: “Nos estaba haciendo falta”.

La intención de este cambio de etiquetas consiste en ayudar a las personas a ver a los demás desde una perspectiva más amplia y menos enjuiciadora, aunque también habrá quien lo considere paternalista o poco sincero. Los humanos necesitamos ser adecuadamente entrenados en la utilización del lenguaje, con el fin de evitar confusiones y conflictos innecesarios.

Tags:

Lee también

Comentarios