Un gran negocio

“Seré fiel al juramento que he hecho, guiándome por los intereses nacionales y por el afán de servir, sobre todo a la población más desfavorecida. El pueblo salvadoreño pidió un cambio y el cambio comienza ahora”.
Enlace copiado
Un gran negocio

Un gran negocio

Un gran negocio

Un gran negocio

Enlace copiado
OPINIÓN (Desde allá) Canadá

Me gusta cuando callas

En diciembre de 2015 escribí una columna titulada “Honradez (interruptus)”, sobre los recientes cambios en la ley de probidad, pensados para dificultar el camino de las auditorías de funcionarios y exfuncionarios públicos, particularmente de aquellos de los que se sospechara el enriquecimiento ilícito. Entonces estaba convencido de que esos cerrojos serían suficientes para mantener ocultos los desmanes de los investigados, en especial de los expresidentes, acostumbrados a un retiro tranquilo después de dejar Casa Presidencial merced de la más linda característica del Estado salvadoreño: su honesta susceptibilidad a la corrupción.

Ahora, después de los recientes acontecimientos, no es que esté completamente convencido de lo contrario, pero lo cierto es que algo, aunque sea pequeño, ha cambiado. Públicamente se ha conocido de los reparos al inesperado incremento patrimonial de los expresidentes Saca y Funes, algo impensable en la época dorada del PCN, que nos confirma, además, que la red de apoyo de Saca se ha debilitado y que Funes ya le disputa la irrelevancia política a Ciro Cruz Zepeda.

Siendo los protagonistas del momento, y dado la mención en aquella columna, decidimos tenerlos como comentaristas en la de este domingo. A ellos y a Ciro, por aludido. Hablaremos, por supuesto, de transparencia, el privilegio de ser presidente, la corrupción y los buenos ejemplos para la juventud.

Exfuncionarios, saber sus expectativas cuando comenzaron sus períodos.

Tony: “Haremos una gestión de valores. Y al mencionar valores me refiero en especial a algunos que son esenciales: responsabilidad, solidaridad, justicia, orden y libertad. Tales valores se asientan en tierra muy firme: la fe en la divina providencia y la entereza moral”.

Funes: “Seré fiel al juramento que he hecho, guiándome por los intereses nacionales y por el afán de servir, sobre todo a la población más desfavorecida. El pueblo salvadoreño pidió un cambio y el cambio comienza ahora”.

Ciro: …

Debemos entender entonces que ustedes fueron los mejores funcionarios.

Tony: “No voy a permitir que los espejismos del cargo que hoy ostento me roben la naturalidad, la humildad y el buen juicio. No voy a dejar que las frivolidades del poder me alejen de la misión principal que he asumido... hacer que el poder sirva como palanca eficaz de la felicidad colectiva”.

Funes: “Evitar el error comienza por no hacer lo que algunos hicieron mal en este país, gobernar para pocos, ser complacientes con la corrupción, tener y ser cómplices del crimen organizado, pactar con el atraso en todas sus formas de expresión”.

Ciro: …

Y comprometidos contra la corrupción, el enriquecimiento ilícito y todas esas cosas del pasado, ¿no?

Tony: “Mi mandato es seguir construyendo un país donde sea normal tener oportunidades... un país donde ya no se repita el círculo vicioso de la pobreza estructural... un país donde haya trabajo suficiente para todos y espacios abiertos para el talento e ingenio individual. Pero que nadie espere de nuestro Gobierno prebendas, privilegios ni ventajas irresponsables”.

Funes: “El bien público no puede ser confundido con el bien personal, y la ética de los favores tiene que ser sustituida por la ética de la competencia sana y democrática. Transparencia, combate a la corrupción y a todas las formas de despilfarro y desvío del dinero público serán cosas sagradas en nuestro gobierno”.

Ciro: …

Muy bonito, ¿en quién se inspiraron?

Tony: “Quiero una vez más hacer mía la frase de San Agustín: ‘No busques qué dar, date a ti mismo’. Este sabio pensamiento espiritual, que ha guiado constantemente mis acciones personales, hoy inspira el proyecto social del gobierno que estamos iniciando”.

Funes: “Por eso gobernar bien es la máxima expresión del compromiso con nuestro pueblo y con la memoria de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, mi maestro, guía espiritual de la nación”.

Ciro: …

Ahí lo tienen: eso explica muchas cosas. Al menos siempre fueron sinceros.

PD. Las frases de nuestros estadistas son públicas, recogidas en los discursos a la nación dados en sus respectivos mandatos. De Ciro no pude encontrar ninguna. Van a disculpar

Tags:

  • ciro
  • mauricio funes
  • antonio saca
  • corrupcion
  • probidad

Lee también

Comentarios

Newsletter