Lo más visto

Más de Revistas

Verdadero civismo

Sí es su problema si algo va mal, porque si este carro se descarrila, nos descarrilamos todos con él. Sea un buen ciudadano, practique un civismo real, un civismo útil. Preocúpese por su país, por su casa, ayude a mejorarlo.

Enlace copiado
Mariana Belloso

Mariana Belloso

Enlace copiado

Cada septiembre, nuestro país se viste de azul y blanco. "Los colores patrios", nos enseñan desde que estamos pequeños. Se canta el himno nacional, se recita la oración a la bandera y se hacen presentaciones de danzas folclóricas, en un amasijo curioso que se ha vuelto ya tradición para estas fechas.

Al crecer, vamos perdiendo el entusiasmo por este tipo de celebraciones, y comenzamos a reclamar que es una celebración vana. "¿Independientes de qué?", dirán muchos, "si siempre dependemos de otras potencias mundiales". Y sí, yo también me he sentido desencantada, pero creo que es momento de retomar el civismo y darle su verdadero valor.

Leer opinión completa en: Verdadero civismo

Tags:

  • Opinión desde acá

Lee también

Comentarios