Lo más visto

Más de Revistas

“Yo me atrevo a narrar historias que buscan soluciones”

Sin duda, ha sido una de las mejores tardes de mi vida, porque por primera vez pude ver hecho realidad lo que siempre he imaginado y he deseado para los jóvenes salvadoreños.
Enlace copiado
“Yo me atrevo a narrar historias que buscan soluciones”

“Yo me atrevo a narrar historias que buscan soluciones”

“Yo me atrevo a narrar historias que buscan soluciones”

“Yo me atrevo a narrar historias que buscan soluciones”

Enlace copiado
Los tres motivos para asistir y escribir sobre el pasado festival centroamericano Generation Now, organizado por Glasswing, se llaman Malu, Snif y Raúl. Me llenó de esperanza verlos frente a cámara narrando cómo utilizan su energía creativa y todo lo que hacen para imaginar que este país desigual y violento puede ser diferente.

A la primera que vi fue a Malu, la artista urbana que plasma en sus murales los rostros de las personas que forman parte de su cotidianidad. Su explicación es que siente la necesidad de retratarlos y además, es su manera de darles un valor por lo que hacen. Su intención es que cada persona interprete sus murales según su imaginario y que luego se lo apropien, porque para ella ese es el sentido final del arte urbano, que “la gente se lo apropie”. Su frase de cierre es: “Yo me atrevo a expresarme a través del arte”.

El siguiente fue Snif, un joven rapero que narra con orgullo todo lo bueno que ha aprendido de las personas trabajadoras que viven en su “colonia marginal”. La música es la que le permite contar historias y decir cosas que nadie se atreve a expresar por una razón básica: “Los jóvenes somos reprimidos, estigmatizados o invisibilizados y las cosas que la juventud quiere decir yo las voy a decir con música”. Su frase de cierre es: “A través de la música yo me atrevo a expresarme”.

Al final encontré a Raúl, el entrenador voluntario de fútbol que aún recuerda cómo en sus días de infancia formar parte de un equipo y practicar un deporte, le permitía desligarse de todos los problemas que podía tener en el colegio o en la casa. “Con los niños hemos tratado de integrarnos, mantenernos unidos como el grupo que somos. Así es como hemos logrado que se genere más disciplina dentro de la cancha, nunca imaginé que me iban a decir profesor o entrenador”. Su frase de cierre es: “Yo me atrevo a invertir mi tiempo en los demás”.

Después de haber visto sus spots, deseaba verlos en acción y me lancé a vivir la experiencia del festival centroamericano Generation Now. Sin duda, ha sido una de las mejores tardes de mi vida, porque por primera vez pude ver hecho realidad lo que siempre he imaginado y he deseado para los jóvenes salvadoreños. Por fin los vi bailando la música que les gusta, haciendo piruetas con sus patinetas, roseando aerosol, haciendo de DJ, luciendo sus tatuajes, sudando, felices de disfrutar, por un día, el privilegio de ser jóvenes libres de cualquier estigma y violencia.

Puedo decir que salí emocionada, cargada de buena energía y comprometida con la idea de contar esta historia. Y aunque sé que en estos días las historias que relatan cambios positivos no capturan tan fácilmente la atención de los lectores, yo me aferro a la propuesta del periodista brasileño Geraldinho Vieira y asumo el compromiso de practicar el periodismo de lo posible. Me interesa, como dice Vieira, tener conciencia de que si bien en cierto la sociedad salvadoreña tiene muchos problemas, también es cierto que hay ciudadanos aportando ideas y soluciones, “la vida no cabe exclusivamente en el paradigma de las denuncias, la vida es un juego entre actores con distintos intereses y sensibilidades”.

Por eso quiero dedicar esta columna a Malu, Snif y Raúl, y a todos los jóvenes que como ellos, son capaces de atreverse a asumir compromisos que provoquen cambios en este país. Por eso mi frase de cierre es: “Yo me atrevo a narrar historias que buscan soluciones”.

Tags:

  • rosarlin hernandez
  • glasswing
  • juventud
  • malu
  • snif
  • generation now
  • el salvador
  • jovenes

Lee también

Comentarios