Lo más visto

10 formas en que tu cuerpo manifiesta la fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno que, además de provocar dolores musculares y fatiga, también puede afectarnos psicológicamente, ya que se trata de una enfermedad crónica que puede llegar a ser incapacitante
Enlace copiado
10 formas en que tu cuerpo manifiesta la fibromialgia

10 formas en que tu cuerpo manifiesta la fibromialgia

Enlace copiado

La fibromialgia es un síndrome que se caracteriza por el incremento de la respuesta del cuerpo ante los dolores musculares y articulares; acompañada de fatiga, problemas digestivos, continuos dolores de cabeza y sensación de hormigueo en las extremidades. Su causa exacta no está definida, pero se relaciona con factores genéticos, como el sedentarismo y algunas enfermedades, según investigaciones médicas. Cada caso es diferente, pero hay 10 síntomas clave según detalla Mejorconsalud.com.

Rigidez del cuerpo 
Uno de los problemas más frecuentes, según explica Mejorconsalud.com, es la rigidez corporal que experimentan sobre todo en las primeras horas después de despertar. Es una sensación similar a la artritis.


Poca concentración
Este síntoma, conocido como “fibroneblina” o “niebla cerebral”, se manifiesta con problemas de concentración y memoria en los afectados por esta afección, incluso, algunas veces, experimenta pérdida  de la memoria a corto plazo.


Sensación de agotamiento
La fatiga crónica o el agotamiento físico y la sensación de pesadez en todo el cuerpo, sumado al estrés mental, impiden realizar con normalidad las actividades cotidianas, hasta realizar tareas simples.


Dolor en todo el cuerpo
Quienes la padecen suelen experimentar una sensación de dolor, leve o intensa, que va desde los pies hasta la cabeza. Este puede empezar con poca intensidad e intermitente, pero tiende a volverse “profundo, agudo y palpitante”, afectando ligamentos, músculos y tendones. 


Poco sueño. 
Debido a los síntomas físicos y mentales, se dificulta alcanzar un sueño de buena calidad. Los neurotransmisores cerebrales presentan alteraciones en su funcionamiento y, dado que tardan más en estimular el cerebro, afectan el periodo de descanso y el dolor puede empeorar con las posturas al dormir.


Problemas digestivos
Los desbalances en los procesos inflamatorios del organismo pueden venir de la mano con síntomas digestivos similares a los que provoca el síndrome del intestino irritable. Dolores abdominales, acumulación de gases y reflujo gastroesofágico son también parte de los síntomas.


Entumecimiento y hormigueo
Una fuerte sensación de entumecimiento en las extremidades, así como el molesto hormigueo, puede alertar de la fibromialgia desde sus etapas iniciales. Se trata de una sensación de “pinchazos” en las manos y las piernas. Suelen incrementar en la noche, durante el periodo de descanso, o cuando se mantiene una misma postura por mucho tiempo.


Sensibilidad medioambiental 
Algunos presentan sensibilidad y reacciones alérgicas ante factores medioambientales. Por ejemplo, el cuerpo experimenta síntomas similares a los de las migrañas, ya que reacciona negativamente con el exceso de luz, ruidos fuertes o  químicos de algunos productos.


 Sensibilidad a la temperatura
Por los cambios continuos que experimenta el organismo debido a los desequilibrios inflamatorios, los pacientes con fibromialgia tienen dificultades para regular su temperatura corporal. Este síntoma impide que, algunas veces, descansen de forma adecuada por el exceso de frío o calor que sienten al estar en reposo. Además, los cambios bruscos de temperatura suelen generar un mayor impacto, dado que la sensibilidad a estos es mucho más fuerte en comparación con una persona saludable.


Depresión
Algo muy difícil de ignorar en los enfermos de fibromialgia son los continuos episodios de depresión que atraviesan debido al desarrollo de los síntomas. Por desgracia, esta enfermedad tiene un impacto notorio en la calidad de vida y, debido a las limitaciones, la persona presenta cambios emocionales como estados profundos de tristeza. Entender el desarrollo de la fibromialgia no es simple y requiere apoyo médico, psicológico y familiar. Es fundamental tener claros los síntomas para, en caso de sospecha, recibir un diagnóstico lo antes posible, aconseja Mejorensalud.com
 

Lee también

Comentarios