10 mitos y realidades del virus del Zika

La infección por el virus del Zika es transmitida a través del mosquito hembra del género Aedes aegypti. Por ser una epidemia relativamente nueva en El Salvador han surgido mitos en torno a esta, los cuales generan más confusiones y dudas. Para aclarar algunas inquietudes se exponen 10 mitos y verdades para profundizar más sobre la afección.
Enlace copiado
Enlace copiado
Con un ambiente propicio en El Salvador para la diseminación del virus del Zika, tanto por su infraestructura social, de vivienda, la falta de agua potable en varias comunidades, acumulación de esta en recipientes no tapados por su escasez, sumado a la existencia del mosquito del género Aedes aegypti, que es el transmisor de varias enfermedades como zika, dengue y chikungunya, se vive en un entorno en donde la mayor parte de la población se ve expuesta a enfermarse, comentó el doctor José Ernesto Navarro Marín, infectólogo del Hospital de Diagnóstico con maestría en virología en la Universidad de Cornell University, en Nueva York, EUA.

“Con el advenimiento del virus del Zika al país quiere decir que los factores de riesgo mencionados son suficientes para que haya una propagación hacia la población y esta se vea afectada. Por ser una enfermedad emergente, significa que todos los habitantes del país son susceptibles a adolecer la enfermedad, porque jamás han estado expuestos a ella”, explicó el especialista en virología.

La circulación del virus del Zika en El Salvador fue confirmada en noviembre de 2014. En ese entonces el Ministerio de Salud (MINSAL) registró tres casos en Concepción Batres y Jiquilisco (Usulután) y en Tonacatepeque (San Salvador). Ahora esta pandemia ha llegado a sobrepasar los 240 casos procedentes de todo el país.

El período de incubación (tiempo transcurrido entre la exposición y la aparición de los síntomas) de la enfermedad por el virus no está claro, pero probablemente sea de pocos días. Los síntomas son similares a los de otras infecciones por arbovirus, entre ellas el dengue, y consisten en fiebre, erupciones maculopapulares, conjuntivitis, mialgias, artralgias, malestar y cefaleas; suelen durar entre dos y siete días, establece la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A raíz de la preocupación sobre los efectos que podría tener quien pueda ser afectado por el zika –en el caso de mujeres en estado de embarazo que se asocia al riesgo de dar a la luz a bebés con microcefalia o que se pueda padecer del síndrome de Guillain-Barré–, es suficiente conociendo la idiosincrasia de las personas, que crean rumores o especulaciones falsas y los adopten como ciertas, manifestó el infectólogo.

Por esa razón surgen mitos en torno a este padecimiento que deben ser aclarados para evitar confusiones y que haya un mejor conocimiento de lo que trata la enfermedad. A continuación se mencionan 10 mitos en torno a está afección contrastados con sus realidades.

Tags:

  • zika
  • mitos
  • realidades
  • síntomas
  • transmisión
  • aedes aegypti

Lee también

Comentarios

Newsletter