Aclarando conceptos sobre la utilización de células madre (Parte I)

En los últimos años, el tema de las células madre ha llamado la atención a varios sectores de la sociedad por diversas razones.
Enlace copiado
Enlace copiado
Desde el punto de vista básico, constituyen un inmejorable modelo para estudiar los mecanismos de diferenciación y autorenovación celular. Sin embargo, es sin duda su potencial en la terapia celular y la medicina regenerativa lo que ha disparado la generación de estudios y conocimientos sobre este tema. Las células mesenquimales pertenecen al selecto grupo de células madre de tejido adulto. Poseen un gran potencial de diferenciación a diversos tejidos mesenquimales, como hueso, cartílago, estroma y tejido graso. Reportes recientes, tanto in vitro como in vivo, han demostrado una mayor plasticidad celular, ya que son capaces de originar células endoteliales, musculares e incluso células neuronales. Es por esto que el estudio de las células mesenquimales ha cobrado un gran interés y ha generado una gran cantidad de información.

Como médicos debemos actualizarnos constantemente sobre los avances de la medicina. Muchos colegas alrededor del mundo están aplicando y utilizando células madre para tratar enfermedades crónicas degenerativas como la diabetes, Alzheimer, Parkinson, fibrosis pulmonar, artrosis, disfunción eréctil, cirrosis hepática, entre otras. Si bien los avances científicos no permiten por el momento curar la mayoría de enfermedades, la aplicación de células madre en la actualidad permite de forma segura detener el avance de estas enfermedades y en muchos casos revertir muchas de las secuelas de las enfermedades.

Escuchamos con frecuencia voces que se oponen a la aplicación de células madre en nuestro país, muchas de ellas basadas en el desconocimiento de los avances de la medicina. Sabemos que falta muchísimo por investigar y conocer sobre cuáles son las mejores formas de aplicar las células madre y manipularlas. Pero los pacientes que padecen estas enfermedades no pueden esperar otros 50 años a que se perfeccionen los métodos o que la ciencia avance. Existen suficientes bases científicas para la implantación de células madre. Su uso ha sido implementado alrededor del mundo con éxito y, lo mejor de todo, sin ningún efecto adverso ni conflicto ético al utilizar las células madre adultas del propio paciente.

Hace poco menos de tres meses en El Salvador se realizó el II Congreso Latinoamericano de Células Madre, como un reconocimiento al país por los avances existentes en la aplicación de las mismas. Fue lamentable observar cómo de los más de 200 asistentes, menos del 10 % era salvadoreño. Hubiera sido interesante ver a los colegas que ponen reparos sobre el uso de células madre discutiendo y aprendiendo sobre el tema en la conferencia. No me queda la menor duda de que en pocos años la medicina regenerativa será una práctica universal en la mayoría de las especialidades.

En Estados Unidos si bien aún no son aprobadas por la FDA (Food and Drug Administration), su utilización no es restringida ni prohibida al igual que miles de tratamientos y productos que son permitidos pero que aún está pendiente el aval por el organismo mencionado. En El Salvador no hay legislación al respecto, pero por tratarse de la aplicación autóloga de células madre, ya sea de médula ósea o tejido graso, en otras palabras de un autotrasplante en el mismo acto quirúrgico, su aplicación está validada por el organismo encargado de regular la medicina en el país y ya existen varias clínicas que implantan las células madre, con protocolos internacionales debidamente aprobados.

En abril de 2013 en El Vaticano se realizó la II Conferencia de Células Madre Adultas, donde se evidenció la presencia de más de 4,000 estudios en ese momento sobre el tema. En el curso de la conferencia, los estudiosos de células madre presentaron los progresos realizados en el campo de la investigación, entre ellos la cura de órganos dañados y enfermos, así como la regeneración del tejido dañado por ataques al corazón, la regeneración de la piel en las víctimas de quemaduras, el restablecimiento del sistema inmunitario, la derrota de un número creciente de enfermedades crónicas, los avances en la búsqueda por la curación de tumores pediátricos, la prevención del riesgo de ictus, del mal de Parkinson y de lesiones cerebrales traumáticas. En el evento algunos pacientes relataron sus dramáticas historias, marcadas por el recurso de curaciones únicas y potentes que les han ayudado a afrontar su enfermedad y a reducir el sufrimiento.

“Mientras que hoy el tratamiento para muchas enfermedades se basa en la gestión de los síntomas, la medicina regenerativa busca invertir el curso de la enfermedad mirando su causa y la reparación de tejidos u órganos enfermos o defectuosos”, afirmó Robin Smith, presidente de Stem for Life Foundation en El Vaticano. Si desea más información de tratamientos con células madre puede llamar al (503) 2263-0101 o visitar la página web www.esmedcenter.com.

Tags:

  • conceptos
  • células madre'
  • renovación celular
  • terapia
  • medicina regenerativa

Lee también

Comentarios

Newsletter