¡Alerta! Aprende sobre el cáncer de mama

El cáncer de seno es una amenaza real para las mujeres. Y todavía hay mucho que aprender para poder detectarlo a tiempo y controlarlo.
Enlace copiado
Como  cualquier otro cáncer, el cáncer de mama surge cuando algunas células se alteran y empiezan a reproducirse de forma anormal y sin control.

Como cualquier otro cáncer, el cáncer de mama surge cuando algunas células se alteran y empiezan a reproducirse de forma anormal y sin control.

¡Alerta! Aprende sobre el cáncer de mama

¡Alerta! Aprende sobre el cáncer de mama

Enlace copiado
Antes de comprender cómo se forma el cáncer de mama, debemos comprender cómo son los senos por dentro. Están compuestos por lóbulos, conductos, tejido conector grasoso, venas y vasos linfáticos. Para alimentar a nuestros bebés cuando somos madres, los lóbulos están compuestos por pequeñas glándulas mamarias que están conectadas a conductos que llevan la leche hasta el pezón.

Como cualquier otro cáncer, el cáncer de mama surge cuando algunas células se alteran y empiezan a reproducirse de forma anormal y sin control. Cuando las células cancerosas se empiezan a multiplicar dentro de los senos, inicialmente se forman pequeñas protuberancias o tumores que se pueden ver en algunos estudios (como la mamografía) o sentir a través de la piel mediante el tacto cuando son más grandes. Sin embargo, las protuberancias en los senos no siempre son cancerosas. Existen los tumores o quistes benignos y existen los tumores malignos o cancerosos. ¿Cuál es la diferencia? Mientras que la mayoría de los quistes en los senos no ponen en riesgo tu vida, los tumores malignos sí pueden ser una amenaza para tu salud y, además, pueden esparcirse a otros tejidos u órganos de tu cuerpo. Cuando descubres algún crecimiento o protuberancia extraños en uno de tus senos, es necesario hacer más estudios. A veces solo se puede saber qué tipo de tumor es a través de una biopsia (tomando un pedacito del tejido).

Si en efecto el tumor en tu seno es maligno, es posible que con el tiempo las células cancerosas empiecen a esparcirse a otras partes del cuerpo, ya sea a los tejidos que rodean los senos o a otros órganos del cuerpo. Esto se llama metástasis.

El riesgo de que esto suceda depende del tipo de cáncer que tengas y de dónde se haya empezado a formar. Por ejemplo, cuando hablamos de tipos, un cáncer puede ser in situ, es decir que no invade otros órganos (está en ese lugar solamente), o puede ser invasivo. Y cuando hablamos del lugar donde surge, en la mayoría de los casos el cáncer se desarrolla dentro de los conductos lácteos o en los lóbulos.

Tags:

  • cáncer mama
  • prevención
  • detección
  • salud
  • bienestar
  • mamografía

Lee también

Comentarios

Newsletter