Lo más visto

Más de Salud

Alimentando y nutriendo el interior

Enlace copiado
Enlace copiado
Ha iniciado el último mes del año y con él todas las celebraciones que conlleva, es un mes de muchos compromisos: sociales, laborales y familiares, pero verdaderamente ¿qué es lo más importante de esta época?, será celebrar la vida del Creador, la vida propia, la vida de los seres amados. Bien y ¿qué se necesita para vivir?, se necesita alimentarse, nutrirse y principalmente el interior. ¿Qué pasa cuando no alimentas y nutres el interior adecuadamente?, te enfermas. La solución no es una receta ideal o única, cada quien debe autoconocerse y trabajar sobre sus necesidades buscando la ayuda idónea, para lograr esa salud que desea y que le permita disfrutar de la vida plenamente.

1. ¿Qué es el interior?

Es esa parte física no visible que está formada por órganos y sistemas, que hacen que el cuerpo humano funcione físicamente y además por una parte totalmente invisible que es el alma y el espíritu. El alma es un conjunto de facultades vivificantes que tienen conocimiento de sí mismo: razón, afecto, imaginación y conciencia y El espíritu que es el don de tener conocimiento de Dios y tener comunicación con Él: La voluntad.

2. ¿Cómo se alimenta y nutre el interior?

Físicamente con alimentos, los cuales van a proveer al organismo los nutrientes necesarios, para funcionar correctamente. Alimentarse es comer, nutrirse es asimilar lo consumido, lo cual debe ser de calidad y en la cantidad adecuada para poder dar salud y vida. Tomar la decisión de disfrutar y cuidarte en esta época es tu responsabilidad, hacer las cosas porque debes es represión, hacerlas porque quieres es exaltación, eso verdaderamente vale la pena, cuando tú estás comprometido contigo mismo, y decides tomar el control de tu salud de la forma correcta. Espiritualmente y mentalmente, te alimentas de amor y perdón, los cuales son mandamientos que tú tienes la libertad de cumplir. La beata Madre Teresa de Calcuta dice en una de sus frases: “Las personas buenas merecen nuestro amor, las personas malas lo necesitan, amar definitivamente depende de ti. Y perdonar igualmente solo tú decides si perdonas y sigues en paz, contigo mismo y con los demás”. Williams Shakespeare en una de sus frases dice: “El perdón cae como lluvia suave desde el cielo a la tierra. Es dos veces bendito; bendice al que lo da y al que lo recibe”. “Perdonar es poner en libertad a un prisionero y descubrir que ese prisionero eres tú”. Vale la pena que en esta época nos llenemos de estos dos alimentos espirituales, para que el ser físico viva mejor.

3. ¿Qué es el exterior?

Es el cuerpo, la parte física del hombre que tiene conocimientos del mundo a través de los sentidos. Es la habitación del espíritu y del alma.

Recuerda, tu interior se refleja en tu exterior, por lo que cuidar el interior lleva implícito cuidar el exterior, disfruta la mejor época del año y agradece la vida cuidándola y llenándola de amor.

Tags:

  • rina elizabeth parada mondragón
  • nutricionista
  • alimentar

Lee también

Comentarios