Lo más visto

Amaranto, desde América al espacio

El amaranto es una importante promesa para alimentar al mundo y con un valor económico prometedor.
Enlace copiado
Amaranto, desde América al espacio

Amaranto, desde América al espacio

Amaranto, desde América al espacio

Amaranto, desde América al espacio

Enlace copiado
La NASA considera al amaranto como el mejor alimento de origen vegetal para consumo humano, según la Asociación Mexicana del Amaranto (AMA), que explica que esta planta alcanza de 0.5 a 3 metros de altura y posee hojas anchas y flores púrpuras, naranjas, rojas y doradas.

Según la AMA, las tres especies de Amarhantus que producen semilla más apreciadas son el ‘Caudatus’, cultivado en Los Andes y como planta ornamental); el ‘Cruentus’, originaria de México y Centroamérica, donde se cultiva para obtener grano y también se consume como verdura; y el ‘Hipochondriacus’, procedente del centro de México y cultivado para obtener grano.

Una panícula (panoja) parecida al sorgo y formada por muchas espigas que alojan a una pequeña semilla, de entre 0.9 y 1.7 milímetros diámetro, es el principal producto de esta planta con la que se elaboran harinas y dulces, y cuyo origen se ha ubicado en Centro y Norteamérica (México y Guatemala) y Sudamérica (Perú y Ecuador), de acuerdo con esta organización.

Según la AMA, junto con el maíz, el frijol y la chía, el amaranto fue uno de los principales alimentos de las culturas precolombinas de América. Para los mayas, aztecas e incas fue la principal fuente de proteínas y se consumía como verdura y grano reventado, además estuvo asociado a los ritos religiosos a los dioses y a la visión cósmica de estas culturas.

Ganando protagonismo

Según informa la investigadora Blanca Hernández, del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación, “el amaranto es un pseudocereal, ya que no pertenece a la familia de las gramíneas como los cereales, pero produce granos y semillas como estos y, desde hace años, se emplea con la misma utilidad como harinas”.

Efectivamente, tras casi desaparecer, el amaranto está recobrando su presencia en la agricultura y la alimentación, cultivándose en las mismas zonas de la época precolombina, consumiéndose principalmente como pseudocereal “reventado” para elaborar galletas, tortas, tortillas, mazapanes, empanadillas, jarabes, harinas, cereales enriquecidos, bebidas y tortillas, según la AMA.

Asimismo, está cobrando un nuevo auge social, como demuestra la iniciativa México Tierra de Amaranto (MTA), organización que cuenta con el apoyo de empresas como Boehringer Ingelheim y la red de emprendedores sociales Ashoka.

La MTA impulsa un programa de desarrollo comunitario basado en la siembra y autoconsumo del amaranto para mejorar la nutrición, salud y condiciones de vida en las comunidades rurales mexicanas, que incluye poner en marcha panaderías, tortillerías, invernaderos, sistemas de secado y trilla de esta planta.

Hay 20 aminoácidos (compuestos de las proteínas) en una proteína completa. Nuestro cuerpo no puede sintetizar todos y entonces debemos ingerirlos con los alimentos. Estos se llaman aminoácidos esenciales. El amaranto en grano es un aperitivo popular en México.

Tags:

  • amaranto
  • alimento
  • salud

Lee también

Comentarios