Lo más visto

Más de Salud

Análisis y recetas contra el sedentarismo

Hace un mes, un estudio ponía el acento en que más de un cuarto de la población mundial realiza actividad física insuficiente.
Enlace copiado
Análisis y recetas contra el sedentarismo

Análisis y recetas contra el sedentarismo

Enlace copiado

El estudio realizado por la OMS y publicado por The Lancet es la primera investigación global que se ha realizado sobre actividad física y nivel de sedentarismo. Ofrece datos de 168 países, y engloba una muestra de casi 2 millones de personas. Esto crea una imagen fidedigna y fiable de cómo es al día de hoy el nivel de inactividad física y sedentarismo en el mundo.

Francisco López Varas, decano de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Europea (UE), ofrece sus valoraciones sobre este primer macroestudio en una entrevista con Efe salud; y expone sus consideraciones sobre las desigualdades en las tasas de sedentarismo en los países ricos, en las mujeres y da consejos para incrementar la actividad física diaria.

¿Por qué ha aumentado el sedentarismo en los últimos años?

Este estudio muestra no tanto un incremento, sino que no han mejorado los niveles de actividad física, sobre todo teniendo en cuenta que la OMS se había marcado como objetivo para 2025 que se redujeran al menos un 10 % los niveles de sedentarismo. Por tanto, durante este siglo no ha habido avances, sino que nos hemos alejado enormemente del cumplimiento de esa meta. Ya se decía el siglo pasado que el sedentarismo sería la pandemia del siglo XXI, y se está haciendo real.

¿Por qué en los países ricos hay más sedentarismo?

El nivel de desarrollo de un país se correlaciona directamente con un mayor nivel de sedentarismo. Fundamentalmente porque se han incrementado las comodidades que tienen los habitantes de esos países, y esas comodidades lo que hacen es que se genere un menor gasto energético diario. Evidentemente, si eso no se compensa con la mayor actividad física, hay un desajuste en el balance energético que genera problemas de obesidad y otros derivados de esta enfermedad.

¿Qué papel juega en la tecnología?

La tecnología es uno de los factores. El ocio al día de hoy, sobre todo el de nuestros adolescentes, es mucho más sedentario, a menudo está relacionado con el mundo de la tecnología (televisión, móviles, videoconsolas, etc.), y es mucho menos demandante de energía. En los adultos se han ido incrementando los horarios laborales, y las rutinas son muy sedentarias.

Ahora, en vez de coger la escalera, cogemos el ascensor, y en vez de ir andando al colegio, cogemos el coche. Otro dato significativo es la confortabilidad térmica de los países desarrollados, y es que, por suerte, es difícil que alguien pase frío o calor. En este sentido, el cuerpo humano hace un menor gasto calórico para mantener la temperatura óptima.

¿A qué se debe el mayor sedentarismo de las mujeres?

En mi opinión, muestra la brecha que aún se mantiene de la conciliación familiar. Yo creo que se ha avanzado mucho en la distribución de las responsabilidades familiares, pero todavía (aunque espero que en el futuro esto cambie) el peso de la mujer en el cuidado de los hijos es mucho mayor que el del hombre. Hay un momento en que esa falta de tiempo provoca que haya una serie de actividades que se dejen de hacer. También ocurre con las adolescentes, que abandonan en mucha mayor medida la actividad física que los adolescentes.

¿Qué consejos da para combatir el sedentarismo?

Tenemos que concienciarnos de que hacer actividad física impacta directamente en nuestra salud, que vamos a hacernos mayores de forma más saludable y, por tanto, vamos a tener menos enfermedades crónicas y a vivir más y mejor. Hay pequeñas rutinas que podemos incorporar a nuestro día a día para hacer que nuestra vida sea más activa.

Algunas empresas están apostando por más actividad física. Esto redunda en que los empleados tengan mayor dedicación, estén más activos y presenten menor absentismo laboral.

–Si en lugar de mandar un correo, me acerco a la mesa de mi compañero o me levanto a coger el teléfono, probablemente me voy a mover más.

–Si aparco en el parking más lejano de donde trabajo, o si voy en transporte público y me bajo una o dos paradas antes, voy andar más.

–Si cada hora de trabajo rompo con el sedentarismo y me muevo, voy a estar mejor.

–Si hago deporte en familia, en lugar de poner la excusa de "no tengo tiempo". Busca un ocio deportivo para hacer actividad física con tus hijos.

Tags:

  • sedentarismo
  • organización mundial de la salud
  • actividad física

Lee también

Comentarios