Lo más visto

Más de Salud

Salud La resistencia a los antibióticos puede costar 10 millones de vidas al año, en todo el mundo

¿Antibióticos por si acaso? No, gracias

Los antibióticos podrían traer severos problemas a la salud de sus consumidores. Los especialistas aseguran que, si no se toman las medidas oportunas, la resistencia a los antibióticos puede costar 10 millones de vidas al año, a partir de 2050.
Enlace copiado
Enlace copiado

Los antibióticos, según los especialistas, podrían traer severos problemas en la salud de sus consumidores en el futuro.

Los primeros datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la vigilancia de la resistencia a los antibióticos indican que los niveles de resistencia a algunas infecciones bacterianas graves son elevados tanto en los países de ingresos altos como bajos.

El nuevo Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos de la Organización, denominado GLASS por sus siglas en inglés, ha revelado la presencia generalizada de resistencia a los antibióticos en muestras de 500.000 personas de 22 países en las que se sospechaban infecciones bacterianas.

Las bacterias resistentes más frecuentes son Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Staphylococcus aureus y Streptococcus pneumoniae, seguidas de Salmonella spp.

El Sistema no incluye datos sobre las resistencias de Mycobacterium tuberculosis, el bacilo que causa la tuberculosis.

Infecciones severas

El gran consumo de antibióticos está provocando una situación sanitaria “muy grave” y ya hay pacientes con infecciones severas frente a las que no hay ningún antibiótico eficaz, así lo ha afirmado José Miguel Cisneros, director de la Unidad de Gestión Clínica Intercentros de Enfermedades Infecciosas, Microbiología y Medicina Preventiva del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.

Uno de los antibióticos de los que más abusamos y con un “impacto ecológico muy importante”, es decir que es más potente, es la amoxicilina clavulánico.

El impacto ecológico, según Cisneros, es enorme porque este antibiótico cura si se tiene una neumonía por neumococo pero va a destruir una cantidad enorme de flora intestinal que protege al paciente y al destruirla aumenta el riesgo de que caiga enfermo en un futuro próximo por una bacteria resistente.

Impacto económico

El impacto económico de este consumo ha sido destacado por el doctor Cantón, quien ha señalado que una infección por una bacteria multirresistente puede cuadruplicar los gastos de un paciente ingresado por una bacteria sensible a los antibióticos.

Cantón ha abogado porque los programas de uso racional de antibióticos, donde trabajan microbiólogos, infectólogos, intensivistas, preventivistas y médicos de Atención Primaria, “necesitan más recursos y el apoyo de la Administración”, así como las iniciativas de búsqueda de nuevos antibióticos, que hagan frente a la actual situación.

La racionalidad en el uso y consumo de estos fármacos también ha sido defendida por Carlos Lens: hay que evitar su uso “por complacencia” o “por si acaso”, ya que ese “por si acaso” ha tenido un gran impacto ecológico, y ha generado mayor probabilidad de que se produzcan resistencias.

Tags:

Lee también

Comentarios