Aprende a prevenir el cáncer de colon

La Sociedad Americana Contra El Cáncer sostiene que la prevención del cáncer colorrectal (y no solo la detección temprana) debe ser una razón importante para someterse a las pruebas a partir de los 50 años de edad. Esta neoplasia es de las que tienen mejor pronóstico si se logra detectar a tiempo.
Enlace copiado
Enlace copiado
El cáncer de colon es una enfermedad que se desarrolla debido a que la mucosa del colon contenida en un pólipo existente evoluciona por diferentes causas hasta convertirse en un tumor maligno. Normalmente las células malignas se localizan en la porción intermedia y más larga del intestino grueso, establece Dmedicina.com.

Este tipo de cáncer es uno de los más comunes a escala mundial y también de los más fáciles de diagnosticar. Además, las tasas de curación son elevadas si se detecta precozmente. La mayoría de las neoplasias que se encuentran son adenocarcinomas, que se originan a partir de las células de la submucosa del colon, afirma el doctor Alfredo Rascón Ramírez, cirujano endoscopista y videolaparoscopista.

Según explica el cirujano endoscopista, existen recomendaciones médicas en las que todo paciente arriba de los 50 años debe iniciar una pesquisa o estudios si cuentan con factores de riesgo para desarrollar cáncer de colon.

Entre los factores asociados a esta enfermedad se encuentran: el elevado consumo de carnes rojas, la ingesta de frituras, grasas, inactividad física, obesidad, tabaquismo y antecedentes familiares de la enfermedad. En este último, se debe poner especial atención porque si existe un familiar con cáncer colorrectal, se debe estudiar a hermanos, padres e hijos, según una regla. Si al paciente se le dectectó la afección a los 50 años de edad, lo ideal es que sus hijos comiencen 10 años antes de esta edad a realizarse chequeos médicos, en este caso a los 40 años. Y para los hermanos y padres, tendría que empezarse de forma inmediata. En este caso, el factor familiar es muy importante para prestarle atención.

El cáncer colorrectal puede causar uno o más de estos síntomas: cambios en los hábitos de evacuación como diarrea, estreñimiento o reducción del diámetro de las heces fecales (excremento) por varios días, sensación de que necesita defecar y que no desaparece después de hacerlo. También cuando se observa sangre en las heces fecales –lo que puede causar que las heces se vean oscuras–, cólicos o dolor abdominal, debilidad, cansancio y pérdida inexplicable de peso, establece la Sociedad Americana del Cáncer.

Al tener en cuenta los factores de riesgo y síntomas de este padecimiento, se deben empezar a realizar estudios con una prueba de sangre oculta en heces basada en guayacol cada año. Si existe una lesión como pólipo, úlcera o tumor al pasar la materia fecal por la zona de evacuación y verse llena de sangre, es necesario hacer otros estudios complementarios como la colonoscopia, examen que permite visualizar el interior del colon (intestino grueso) y el recto y de esta manera buscar lesiones premalignas como pólipos, de los cuales hay que sospechar porque se ha demostrado que al presentarlos se corre riesgo de que se desarrolle cáncer, manifestó el especialista.

La ventaja que brinda la colonoscopia es que si se detecta un pólipo existen las herramientas para poder removerlo y de esta manera evitar el riesgo de que se desarrolle cáncer en el paciente.

“Si el paciente no tiene pólipos a sus 50 años, debe repetir esta prueba a los 10 años. Pero cuando los hay, se deben biopsiar o tomar muestras para enviarlas al patólogo, y dependiendo de lo que se encuentre, así sería el seguimiento. Hay unos que son inflamatorios y solo requieren que sean removidos”, dijo el experto.

Tags:

  • cáncer colon
  • neoplasia
  • prevención
  • síntomas
  • tratamiento

Lee también

Comentarios

Newsletter