Avances del uso de células madre para enfermedades cardiovasculares

Enlace copiado
Enlace copiado
Dr. José Guillermo Galván Orlich

[email protected]

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares son un conjunto de trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos, representan la primera causa de muerte en todo el mundo y provocan anualmente más de 15 millones de defunciones. Recientes estudios estiman que solo en Estados Unidos cerca de un millón de estadounidenses tendrán un ataque coronario nuevo y unos 500,000 tendrán un ataque recurrente cada año, lo que representa billones de dólares en gastos en servicios de atención médica, medicamentos y pérdida de productividad.

Dentro de este grupo de enfermedades cardiovasculares se encuentran la hipertensión arterial, la cardiopatía coronaria (infarto de miocardio), la enfermedad cerebrovascular (apoplejía), enfermedad vascular periférica, insuficiencia cardíaca y varias miocardiopatías, las cuales tienen causas, mecanismos y también tratamientos similares.

Los esquemas modernos de tratamiento para el infarto agudo de miocardio han mejorado en los últimos años, aumentando la esperanza de vida y reduciendo grandemente su mortalidad en la fase temprana. Sin embargo, lo más frecuente es que estos pacientes desarrollen una insuficiencia cardiaca que les acompañará toda la vida, en muchas ocasiones de mal pronóstico, que obligará a reingresos hospitalarios continuos. Lamentablemente, la poca efectividad de los actuales tratamientos, en gran parte paliativos para estas patologías, han aumentado la necesidad de buscar nuevas alternativas luego de un infarto.

Uno de estos tratamientos innovadores es la aplicación de células madre en las enfermedades cardiovasculares. Anteriormente, los científicos pensaban que era imposible reparar un corazón dañado o que él mismo tuviera la capacidad de autorrenovación. Pero desde el descubrimiento de las células madre junto con el mejor conocimiento de los procesos endógenos que subyacen a la reparación de los órganos, se ha aportado un fundamento científico para el desarrollo de métodos regenerativos, tanto en procesos agudos como el infarto del al miocardio, así como la cardiopatía isquémica, o ambas situaciones.

Recordemos que las células madre tienen la asombrosa capacidad de convertirse en muchos tipos de células diferentes del cuerpo. Al servir como un sistema de reparación para el cuerpo, pueden dividirse potencialmente sin límite para reponer otras células que se hayan dañado. Cuando una célula madre se divide, cada célula nueva puede seguir siendo una célula madre o convertirse en otro tipo de célula con una función más especializada, como una célula muscular, un glóbulo rojo o una célula cardíaca.

Un estudio realizado por investigadores de la American Heart Association, con una muestra de 204 pacientes infartados en 17 centros de Alemania y Suiza, aportó resultados muy esperanzadores para los afectados por cardiopatías isquémicas. Los pacientes tratados con células madre tras sufrir un ataque cardíaco reducían el riesgo de padecer un segundo infarto. Demostraron los datos que ninguno de los 101 pacientes tratados con esta terapia sufrieron un segundo infarto, mientras que sí lo sufrieron 7 de los 103 restantes que no recibieron este tratamiento.

Las terapias con células madre han demostrado cumplir un papel clave en la revascularización de los tejidos cardiacos dañados, evitando la muerte celular y secretando factores angiogénicos, es decir, aquellos que promueven la formación de nuevos vasos sanguíneos a partir de otros preexistentes. Todo esto se traduce en la preservación de la función cardiaca, mejorando su perfusión y reduciendo el tamaño de las cicatrices del tejido dañado.

Además de sus efectos de reparación en el corazón, se está estudiando el beneficio de las células madre en pacientes que no tienen un infarto del miocardio, ya que las células madre podrían ayudar también a mantener un corazón saludable y joven. Igualmente, los científicos trabajan en la obtención de órganos completos para trasplantes a partir de las células madre de la persona o paciente afectado. Estos órganos serían 100% compatibles con el receptor y podrían ser la solución definitiva para la mayor parte de las cardiopatías congénitas. Para más información sobre células madre, puedes visitar la página web: www.esmedcenter.com o llamar a los teléfonos: (503) 2263-0101 y 2263-0202.

Tags:

  • avances
  • células madre'
  • corazón
  • tratamiento
  • enfermedades cardiovasculares

Lee también

Comentarios

Newsletter