Brócoli, un medicamento natural y poderoso

La buena fama del brócoli es real y merecida, cuenta con grandes beneficios que favorecen la salud.
Enlace copiado
Enlace copiado
La Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de este vegetal como un alimento muy poderoso para prevenir el cáncer y mejorar el bienestar de las personas.
Además, los continuos estudios que se realizan sobre sus propiedades no dejan de sorprender y se recomienda consumirlo de forma equilibrada, combinándolo con alimentos que potencien aún más sus virtudes, por ejemplo, el jugo de limón y el ajo.

 Todo esto ayuda, además, a protegerse del cáncer de hígado.
Si quieres comprobar los poderes de este alimento, inclúyelo en tu dieta, y para que sepas en qué te puede ayudar, a continuación te explicamos.
Es un buen protector frente al cáncer de hígado y cuando se compre, se debe adquirir aquel de intenso color verde, ya que esos pigmentos naturales o carotenoides tan característicos ya son un indicador del gran número de vitaminas y antioxidantes que contiene. Por ello, se debe evitar siempre los que tengan una coloración marrón o amarillenta, porque entonces se perderá gran parte de sus beneficios, en especial para proteger frente a posibles carcinomas hepáticos.

Este alimento tiene la capacidad de regular la absorción de grasas, a la vez que depura el tejido hepático, gracias a su capacidad para filtrar determinados tóxicos y materiales pesados.

También es rico en múltiples antioxidantes capaces de controlar radicales libres.
Gracias a su riqueza en vitaminas E, B, A, K y C, logra fortalecer las células hepáticas para que lleven a cabo sus funciones básicas de metabolización, obtención de energía y depuración.

Un dato interesante, y que en ocasiones se descuida, es la necesidad de consumir fibra. A pesar de ser un componente en la dieta que no ofrece ni nutrientes ni energía, lo que consigue por encima de todo es “arrastrar” productos nocivos y limpiar el organismo.
El brócoli es muy rico en fibra y gracias a ello, limpia los intestinos, así le quita mucha carga tóxica al hígado. Es algo esencial que no se debe olvidar.

Las personas que consumen brócoli entre dos y tres veces a la semana logran controlar el nivel de grasa en el organismo. Se reduce el colesterol y baja el índice de masa corporal (siempre y cuando, claro está, lo acompañemos de una dieta adecuada).

Lee también

Comentarios

Newsletter