Lo más visto

Bruxismo y personalidad

Llevo más de 15 años recibiendo pacientes con diferentes signos y síntomas asociados al bruxismo (apretar/ rechinar dientes), pacientes que han llevado dichos malestares a un grado crónico donde involucra más allá que solo los dientes: dolores de cabeza como si fueran de tipo migrañosos, dolores y ruidos en la articulación temporomandibular (encargada de abrir y cerrar boca), mareos, dolor y ruidos a nivel de oído, entre otros.
Enlace copiado
Bruxismo y personalidad

Bruxismo y personalidad

Bruxismo y personalidad

Bruxismo y personalidad

Bruxismo y personalidad

Bruxismo y personalidad

Enlace copiado
Manejar este síndrome requiere de mucha paciencia y obediencia por parte del paciente, ya que el tratamiento requiere varias semanas en realizarse hasta lograr estabilizar y disminuir los malestares, que en algunos casos desaparecen en la segunda semana de tratamiento odontológico.

Detrás del tratamiento del bruxismo que involucra boca, cabeza y cuello, me ha llevado a investigar teorías psicológicas, ya que existe un factor emocional desencadenante que lo provoca y no solamente echarle la culpa al estrés y su mal manejo.

La personalidad y el estado de ansiedad de cada paciente es relevante, ya que influye mucho en el patrón de comportamiento y la manera en que reacciona ante situaciones donde involucre sus emociones, sobre todo las negativas. De la misma manera, la ansiedad, frustración, el perfeccionismo, la hostilidad, preocupación, aprehensión, pesimismo, egocentrismo, están significativamente relacionadas con el bruxismo, la intensidad dependerá del adecuado manejo emocional ante cada situación y el estrés emocional que tenga.

Los factores psicológicos, son factores de riesgo que pueden considerarse predisponentes, desencadenantes en los trastornos asociados con el bruxismo. No se puede realizar un tratamiento pensando solamente en proteger los dientes y relajar las musculatura de cabeza y cuello, el cual definitivamente hay que hacerlo. Se debe ayudar y orientar al paciente llegando a la raíz de la causa desencadenante y buscar medios multidisciplinarios para curar al paciente como la ayuda de neurólogos, psiquiatras, psicólogos, fisioterapeutas, métodos de relajación mental (sin meditación), ejercicios que ayuden a reducir los síntomas.

Un especialista en odontología debe saber llevar los músculos de cabeza y cuello a una relajación y protección máxima, ya que la terapia con una guarda oclusal adecuada va proporcionar un confort, disminución o desaparición de mucho de los malestares que se mencionaron anteriormente, pero si el mal manejo de emociones persiste, no se podrá tener control absoluto a nivel de boca. El éxito del tratamiento es seguir las indicaciones de la terapia al pie de la letra y utilizarse de manera permanente todas las noches su guarda/ férula oclusal ya que se ha demostrado que la mayor descarga emocional en los músculos es 14 veces más fuerte durante el sueño.
 

Tags:

  • Odontólogo Prostodoncista
  • Claudia Basagoitia Calderón
  • bruxismo
  • personalidad

Lee también

Comentarios