Cáncer de próstata

La próstata es un órgano exclusivamente masculino, cuya función es básica en la fertilización y reproducción, le da sustento a los espermatozoides que se producen en los testículos, lo mismo que otra pequeña glandulita llamada vesícula seminal, que esta a un lado de esta.
Enlace copiado
Enlace copiado
Juntos constituye el semen, este ultimo es formada por líquido seminal contiene alrededor de 30 sustancias —algunas producidas por la anatomía masculina y otras son subproductos de las funciones corporales—, entre las que se encuentran, además de la fructosa, generada por las vesículas seminales, el ácido ascórbico, calcio, cloro, colesterol, ácido cítrico, creatina, glutación, inositol, magnesio, ácido láctico, nitrógeno, fósforo, potasio, purina, pirimidina, ácido pirúvico, sodio, sorbitol, urea, ácido úrico, vitamina B12, zinc. De especial interés es el tal famoso antígeno prostático específico, que le da la movilidad a los espermatozoides y que su aumento podría ser un parámetro que algo está pasando en la próstata, desde una prostatitis infecciosa pasando por hiperplasia prostática, condición benigna de un crecimiento anormal benigno, pero con el tiempo puede llegar a bloquear el flujo de orina hasta el fatídico cáncer de próstata, que hoy por hoy hay nuevas modalidades de tratamiento, entre ellas radiación y tratamientos con antiandrógenos, con un alto grado de sobrevivencia.

Lo primero que debe hacer amigo lector es dejarse examinar por su urólogo, quien con seguridad, además de el interrogatorio clínico o historia, le preguntará si hay antecedentes de cáncer prostático en la familia, el cual ya constituye un factor de riesgo; posiblemente haga referencia a cuántas veces se levanta por la noche al orinar y obviamente este causa problemas en el bien dormir, el flujo de orina es otra pregunta importante, el cual tiende a disminuir en algunas condiciones, lo mismo que orinar desparramadamente y la micción imperativa, que consiste en la urgencia urinaria, de lo contrario podría suceder que sus orines se salgan solos, cosa un poco incómoda para nosotros los hombres.

Luego se le llevará a cabo un tacto rectal, donde el especialista analiza con su experiencia la textura de la próstata y la puede encontrar agrandada. esto no es señal de cáncer, pero un nódulo duro o una próstata rocosa en su consistencia le harán pasar a otros procedimientos de gabinete o bien él le sugerirá una biopsia; no deberá faltar su antígeno prostático específico normal y libre; esto dan una interpretación más fidedigna. La conducta terapéutica que el urólogo dependerá de la escuela que él tenga, de la experiencia del mismo, lo mismo de la edad a la cual se le está diagnosticando la enfermedad; en algunos congresos médicos sugieren esperar. Por supuesto que si la enfermedad maligna está bien localizada, la mayoría de ellos tiende a practicar la prostatectomía radical (retirar la próstata quirúrgicamente, contrario a la operación a través de el pene que se denomina RTU). La prostatectomía radical tiene sus riesgos, especialmente sangramientos, pero obviamente esto no pasa si el paciente va bien evaluado a sala de operaciones y la experticia del cirujano. Mucho se ha hablado de la prevención que tienen las crucíferas, o sea el brócoli, las coliflores, los repollos, sean estos normales o los repollitos Bruselas, en fin, los carotenos contenidos en los vegetales de color como el tomate, la zanahoria, ya que al fin de modificar la dieta no se pierde nada.

Tags:

  • prostata
  • hiperplasia
  • cancer
  • urologo
  • orinar
  • flujo

Lee también

Comentarios

Newsletter