Lo más visto

Más de Salud

Cáncer de vesícula

La vesícula biliar es un órgano que pertenece al tubo digestivo, su ubicación es debajo del hígado es pequeña entre 5 y 7 cm de diámetro, esta tiene una conexión con el intestino delgado, es capaz de almacenar 50 ml de bilis, esta la libera al intestino para la digestión de las grasas, es importante hacer notar que esta adherencia a una porción del hígado, de ahí la posible diseminación del cáncer al mismo.
Enlace copiado
Cáncer de vesícula

Cáncer de vesícula

Cáncer de vesícula

Cáncer de vesícula

Cáncer de vesícula

Cáncer de vesícula

Enlace copiado
El cáncer de vesícula no es hereditario, lo que sí existe es una predisposición genética a formar cálculos, de tal manera que este es un factor de riesgo a padecerlo, afortunadamente solo en los grandes centros de referencia como el Hospital Rosales, son vistos con regularidad. Los ataques e inflamación de la misma son vistos frecuentemente en las unidades de salud en la cual los pacientes llegan por mala digestión (dispepsia), algunas veces llegan con inflamación y fiebre en la cual el abdomen se encuentra muy sensible y hay un punto muy sensible en donde el médico no se pierde, en estos momentos él se decide en “enfriarla “ con antibióticos o procede a su extracción ya sea cirugía abierta o cirugía laparoscópica, esta última es excelente, con estancia hospitalaria no más de tres días.

Entre los síntomas del cáncer de vesícula se pueden enunciar los siguientes: amarillo de los ojos lo que los médicos llamamos ictericia o sea se le subió la bilirrubina, dolor en el abdomen, muchas veces debutan con fiebre con escalofríos, náuseas y vómitos siempre en el marco de intolerancia a las grasas, ya que una vez tratan de ingerir los alimentos esta se contrae y provoca dolor que muchas veces puede irradiarse a la espalda e incluso a el cuello derecho o bien el miembro superior derecho, las personas manifiestan cansancio excesivo, el abdomen se hincha, en casos avanzados nódulos en el abdomen, la pérdida de peso es notable ya que aunque les dé apetito no ingieren sus alimentos por el dolor resultante.

Con respecto al diagnóstico hay que pensarlo al llevar a cabo un examen abdominal y la historia de la paciente a intolerancia a las grasas, la posición de la vesícula en el tubo digestivo hace difícil su visualización, si no se tiene ultrasonografía, en este momento una radiografía simple de abdomen nos puede dar la pausa que existe una masa, estudio que complementamos hoy con ultrasonografías o con TAC abdominal ,siendo excelente este ultimo para detectar si no hay diseminación del cáncer a otros órganos. Si el cáncer se encuentra solo en los tejidos que constituyen la pared de la vesícula. Este tipo de cáncer puede extraerse de forma completa mediante una operación quirúrgica.

El cáncer es imposible de eliminar por completo de forma quirúrgica ya que se ha diseminado a los órganos circundantes, pudiendo llegar al hígado, estómago, páncreas, intestino o ganglios del área. Muchas veces se obstruye por completo el conducto biliar, por lo que se realiza una operación para eliminar esta, es de hacer notar que en sus controles periódicos con su médico particular por dispepsia o mala digestión y él observa cálculos puede desarrollarse una vesícula llamada en porcelana, término acuñado por los ultrasonografías que no es más que infiltración de colesterol en las paredes de la vesícula.
 

Tags:

  • hemato- oncólogo
  • dr. Alvaro Ernesto Palacios
  • cáncer

Lee también

Comentarios