Cáncer ginecológico: cérvix y endometrio ¿es lo mismo?

Muchas personas suelen pensar que el cáncer de cérvix y endometrio es lo mismo; sin embargo, sus causas son abismales.
Enlace copiado
Cáncer ginecológico: cérvix y endometrio ¿es lo mismo?

Cáncer ginecológico: cérvix y endometrio ¿es lo mismo?

Enlace copiado
 

“Lo primero que hay que saber cuando nos referimos al cáncer ginecológico es que este involucra a los órganos pélvicos, pero también las mamas. Entre ellos están el cáncer de cérvix o cuello de la matriz, endometrio, vulva, vagina y mamas”, expresó la ginecóloga oncóloga del Hospital de la Mujer Mónica Vanessa Heymann Peñate.

La especialista destaca que dentro de estos tipos de cánceres algunos pueden ser prevenible o diagnosticados en etapas muy tempranas, por medio de exámenes de laboratorio como la citología o papanicolau, mamografía o examen físico (que se realiza por ginecólogo en una consulta de rutina).

“Solo un tipo de cáncer ginecológico no es tan fácil de diagnosticar, a nivel mundial se presenta en etapas avanzadas dado que los síntomas son muchas veces problemas del colon y gastritis. Y en búsqueda de otros hallazgos los médicos encuentran el cáncer de ovario”, expuso.

Es importante saber que el 90 % de los tipos cánceres ginecológicos puede ser prevenible con una simple visita al ginecólogo y un examen físico.

Cáncer de cérvix y endometrio

Durante mucho tiempo las mujeres han tenido dudas respecto al cáncer de cérvix y endometrio, dado que se piensa que son similares; sin embargo, la especialista explica que no.

“En más del 97 % de los casos, el cáncer de cérvix se da por una enfermedad de transmisión sexual, específicamente por el Virus del Papiloma Humano (VPH), por ello la población en riesgo es la sexualmente activa”, afirma Heymann y expone que encontrar cáncer de cérvix en una paciente muy joven que aún no ha iniciado su vida sexual es muy extraño. Además, algunos países cuentan con métodos de prevención como la vacuna contra el VPH, la cual se coloca a mujeres jóvenes que están a punto de iniciar su vida sexual.

Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2012 aproximadamente 270,000 mujeres murieron de cáncer de cérvix y más del 85 % de esas muertes se produjo en países de ingresos bajos y medianos.

“En nuestro país el cáncer de cérvix todavía mata a nuestras mujeres, porque les da vergüenza realizarse la citología”, añadió la especialista.

Respecto al cáncer de endometrio, la ginecóloga oncóloga explica que este está ligado a factores metabólicos. “Algunos factores de riesgo de este tipo de cáncer son: el uso de hormonas, no tener hijos, desarrollo muy joven, menopausia muy mayores, obesidad, diabetes e hipertensión y el uso de la píldora anticonceptiva oral combinada por un tiempo prolongado”, explica.

Este cáncer está relacionado con la obesidad, porque produce más estrógenos de mala calidad en la mujer. “La obesidad expone a producción de estrógenos de mala calidad por su mismo organismo. Altos contenidos de hormonas puede generar un estímulo. Por ello es necesario comer de forma balanceada”, explicó. Asimismo, el cáncer de endometrio se presenta en mujeres que se encuentran arriba de los 40 años, es decir, mujeres posmenopáusicas. Según la ginecóloga, no es común verlo en personas mayores de 65 años.

“Muchas veces las señoras menopáusicas tienen cuatro años de no ver regla, sangran una gotita y piensan que es normal y definitivamente no lo es. Es importante destacar que un año sin regla ya se considera menopausia”, explicó Heymann.

Diagnóstico y tratamiento

“Hay mujeres que pasan seis meses menstruando y no van a un chequeo médico porque piensan que no se puede hacer con la ‘regla’; sin embargo, estas cosas ya son una alteración que necesita una revisión de urgencia”, explicó y añadió que la detección temprana es muy importante dado que hay mujeres que incluso pueden conservar su fertilidad por medio de métodos más conservadores.

Es importante que la paciente conozca que el cáncer de cérvix casi nunca está relacionado el sangrado, sino que flujo anormal; contrario al de endometrio, donde la mujer siente un sangrado abundante.

Respecto a los tratamientos, lo más importante según la ginecóloga es saber en qué etapa se encuentra el cáncer, esto se realiza por medio de biopsias que se mandan a estudio y en el caso del cáncer de endometrio la mayoría de veces se va directo a la cirugía”. Sin embargo, la especialista hace énfasis en que muchas mujeres presentan resultados sanos en la citología y tienen cáncer de endometrio y es porque las células que este método examina son las del cuello de la matriz.

“El cáncer de cérvix no siempre va a cirugía, se puede brindar tratamientos como la quimioterapia. Y en el cáncer de endometrio es necesario realizar una histerectomia (extirpar el útero)”, concluyó Heymann.

Lee también

Comentarios

Newsletter