Lo más visto

Cáncer primario del hueso

Enlace copiado
Enlace copiado
El cáncer primario del hueso es el que propiamente se origina en él, a diferencia de lo que las personas dicen: “Se le pasó a los huesos”, este fenómeno se llama cáncer metastático a los huesos y son algunos cánceres escogidos tales como el de mama, pulmón y quizás en mayor grado el cáncer de próstata en su fase más agresiva el cual produce un terrible dolor que muchas veces es necesario el uso de combinaciones de analgésicos, incluso morfina.

El cáncer óseo primario que también es diferente de aquel que se llama mieloma que se desarrolla en la médula de los huesos en personas de mayor edad, ya que este es de adulto, al contrario del osteosarcoma que es un cáncer primario que se desarrolla principalmente en niños y adolescentes, este se desarrolla en el tejido nuevo de los huesos o su síntoma más importante es el dolor que muchos padres atribuyen a dolores del crecimiento, la mayor parte de estos tumores se desarrollan en los miembros inferiores ya sea fémur, rodilla o tibia, claro, con mucha menor frecuencia lo vemos en los miembros superiores, pero son infrecuentes, fuera del dolor puede haber fiebre o incluso anemia e inflamación.

El diagnóstico temprano de estos tumores hace que el ortopeda pueda salvar el miembro ya que por regla general solemos verlos en etapas muy avanzadas en la cual la prognosis no es muy bueno, es decir tiene que amputarse el miembro y consecuentemente tememos las fatídicas metástasis principalmente al pulmón, en donde ya las expectativas de vida caen significativamente.

Además del osteosarcoma existen cánceres que se originan en el cartílago llamados condrosarcomas los cuales se originan en edades de 50 a 60 años, frecuentemente en pediatría hay otro llamado sarcoma de Ewing el cual como dije al principio se presenta en la edad del crecimiento.

En algunos casos puede haber un componente hereditario pero no es la regla.

De tal manera que el interrogatorio es piedra angular en el inicio del tratamiento.

Los rayos X son de primordial importancia para determinar el alcance del crecimiento del tumor, ya que las guías de tratamiento de estos tumores imponen límites dimensionales cuando un paciente es candidato a preservar el miembro o amputación, los exámenes de sangre que se llevan a cabo son la fosfatasa alcalina que se produce en el hueso y en el hígado, esta suele estar notablemente elevada sugiriendo destrucción del hueso, este análisis no es un marcador confiable del cáncer del hueso.

Hoy además de los rayos podemos bien enviar al paciente a un examen de gabinete llamado resonancia magnética nuclear el cual es asombroso los detalles que nos muestra. Es indiscutible que deberá llevarse a cabo la toma de biopsia.

Es un tratamiento delicado para el paciente y si es un adolescente o niño trae mucha ansiedad, hoy por hoy se utilizan tres ciclos de quimioterapia previo a la operación, la razón es que la manipulación de este puede enviar metástasis al pulmón principalmente, fuera de esto también después de la amputación o bien la conservación del miembro deberá darse quimioterapia posoperatoria o adyuvante.

Como se ve es angustiante todos estos pasos, de tal manera que al menor dolor de un niño en fase de crecimiento con hinchazón o dolor visite a su médico tempranamente.

Tags:

  • dr. ernesto palacios
  • hematooncólogo
  • cáncer primario de hueso

Lee también

Comentarios