Causas y tratamiento de la mordida abierta

Enlace copiado
Enlace copiado
Dr. Raúl A. Echeverría Q.

Ortodoncista

La mordida abierta es un tipo de maloclusión que se caracteriza porque no hay contacto entre los dientes superiores e inferiores, la más frecuenta es la mordida abierta anterior, pero también se puede dar en la región posterior o una combinación de ambas.

Esta mala mordida puede ser de origen dental (mala posición de los dientes anteriores y/o posteriores) o de origen esquelético donde nos encontramos con un crecimiento divergente de los maxilares, causando que los dientes anteriores y a veces también los posteriores no contactan, se trata de una alteración de origen vertical que también afecta negativamente la longitud de la cara.

La etilogía de la mordida abierta puede ser causada por factores locales y/o factores generales.

Factores locales:

–Deglución atípica: Tendencia del paciente a posicionar la lengua entre los incisivos superiores e inferiores durante el habla, al sonreír.

–Succión del dedo: Los pacientes que tienen el hábito del chupeteo de dedo, tienen una gran posibilidad de padecer de mordida abierta anterior.

–Respiración bucal u obstrucción nasal: En estos pacientes se crea un desequilibrio muscular que afecta dientes y huesos maxilares provocando mordida abierta.

–Hipotonicidad muscular: Estimula la sobreerupción de las molares y la separación de las bases óseas maxilares, debido a una disminución en la fuerza de los músculos masticatorios.

–Desarrollo de la dentición: Atrasos y alteraciones en la secuencia cronológica de la erupción dentaria permanente.

Factores generales:

–Herencia: Se hereda el tamaño, forma de los dientes y de los huesos maxilares.

–Defectos congénitos: Algunos pueden llevar a una alteración del crecimiento de los maxilares, por ejemplo: Los pacientes de labio y paladar hendido.

La corrección de la mordida abierta causada por chupeteo de dedo puede ser corregida y erradicada por medio de un rompe hábito a una edad temprana entre los cinco a ocho años.

En pacientes mayores a los 9 años, muchas veces es necesario colocar aparatología parcial fija apoyado de un rompe hábito para evitar la protusión de la lengua y/o el chupeteo de dedo.

Las mordidas abiertas de origen dental en pacientes jóvenes y en algunos adultos pueden ser corregidas por medio de los diversos tipos de tratamiento de ortodoncia tales como: aparatología parcial fija o aparatología fija completa.

Las mordidas abiertas esqueléticas leves o ligeramente moderadas pueden ser tratadas con ortodoncia apoyados de un anclaje esquelético tales como minitornillos y miniplacas que ayudan a resolver la mordida abierta esquelética. Cuando este tipo de mordida de origen esquelético son severas una combinación de cirugía ortognática y ortodoncia es el tratamiento indicado.

Un diagnóstico precoz y un tratamiento oportuno idealmente a temprana edad son indispensables para que el profesional aumente las posibilidades de éxito en la corrección de la mordida abierta dental o esquelética.

Tags:

  • Mordida abierta
  • salud bucal'
  • dientes
  • tratamiento

Lee también

Comentarios

Newsletter