Células madre en enfermedad hepática

El hígado es un órgano grande y muy noble que ofrece una amplia gama de funciones, incluyendo la síntesis de proteínas, la desintoxicación, la digestión y el metabolismo en el cuerpo humano.
Enlace copiado
Enlace copiado
Su gran capacidad de regenerarse es el factor que nos ayuda, en el transcurso de nuestras vidas, a poder mantenerlo en buen estado; sin embargo, después de varios años esta capacidad empieza a perderse si no mantenemos un estilo de vida saludable, o por una enfermedad que pueda afectar directamente a este importante órgano.

Hoy en día se conocen varias enfermedades hepáticas que impiden que el hígado funcione de forma adecuada y que generalmente se engloban bajo el término de “enfermedad hepática o hepatopatía”. Sus síntomas pueden ser muy variados y no son siempre obvios en la fase inicial de la enfermedad, pueden ser leves y no específicos, como por ejemplo: pérdida del apetito, fatiga, malestar general, náusea, vómito o pérdida de peso, los cuales pueden ser progresivos. Asimismo, algunas características clínicas también pueden manifestarse como dolor en el abdomen, hepatomegalia, ictericia, hematomas, o desequilibrios hormonales, entre otros.

Si bien la ciencia ha logrado identificar y comprender muchas de estas enfermedades hepáticas, todavía existe una variedad de ellas y principalmente las de tipo crónico que no cuentan con tratamiento o terapias efectivas que mejoren su condición, provocando daños importantes en el hígado que pueden llegar a ser incompatibles con la vida, requiriendo en muchos casos la necesidad de un trasplante hepático.

Recientemente, un grupo de investigadores de reconocidas universidades y centros médicos a escala mundial, determinaron que las células madre adultas, que dan lugar a diferentes tipos de tejido, pueden llegar a transformarse en hepatocitos o células del hígado. También encontraron que la implantación, a través de infusión intravenosa de células madre adultas provenientes de la grasa en hígados dañados, tuvo como resultado una reducción significativa de la mortalidad y una mejoría clara del daño hepático. El potencial de este tipo de terapias con células madre, también es objeto de estudio en la Universidad de Pennsylvania, y se centra en las personas cuyos hígados ya no pueden reparar sus propios tejidos, con el objetivo de ayudar a reducir el número de personas en el mundo que esperan de un trasplante de hepático.

Recordemos que los seres humanos se desarrollan a partir de células madre embrionarias en el vientre de sus madres, estas células madre pueden formar cualquier tipo de tejido. También siendo adultos tenemos células madre pero de tipo adultas en todos nuestros órganos. Gracias a los avances de la medicina y de nuestro conocimiento de las células madre en los últimos años, ahora es posible, por ejemplo, tomar un tejido del cuerpo como: grasa, sangre o medula ósea, y hacer que las células madre de ese tejido se conviertan o se diferencien en otros y diferentes tipos de tejidos. Es así que aplicaciones con células madre adultas también han logrado reducir y normalizar niveles elevados de diferentes hormonas del hígado, como también disminuir su sintomatología en pacientes con enfermedad hepática.

El potencial que ofrecen las células madre como tratamiento para las enfermedades hepáticas es enorme, quedando todavía mucho por investigar y desarrollar, pero abriendo desde hace unos años una ventana de oportunidades a pacientes con problemas de este tipo, donde el tratamiento con células madre puede ayudarnos a regenerar el hígado dañado por diferentes factores.

Independientemente de los nuevos descubrimientos en esta área, es muy importante que cuidemos nuestro cuerpo para evitar el desarrollo de enfermedades que dañen el hígado. Recuerde que la mayoría de las enfermedades hepáticas se generan por el consumo excesivo de alcohol, la obesidad, virus e infecciones, así que la prevención y moderación es la clave para mantener una buena salud. Para más información sobre tratamientos con células madre adultas, puedes llamar a: (503) 2263-0101 y 2263-0202 o visitar: www.esmedcenter.com.

Tags:

  • células madre
  • hígado
  • enfermedad hepática
  • síntomas
  • tratamiento

Lee también

Comentarios

Newsletter