Células que dan vida y salud

Han transcurrido más de 300 años desde que se registran los primeros hallazgos de lo que conocemos y llamamos hoy en día células. Desde entonces, la humanidad ha logrado avances sorprendentes, cosechando de forma cada vez más rápida nuevos descubrimientos.
Enlace copiado
Células que dan vida y salud

Células que dan vida y salud

Células que dan vida y salud

Células que dan vida y salud

Células que dan vida y salud

Células que dan vida y salud

Enlace copiado
Sin embargo, y a pesar de todos estos grandes avances científicos y de no poder concebir un ser humano sin células, para muchas personas hablar en relación a este tema y específicamente a las células madre es aludir a un calificativo controversial y ampliamente desconocido entre la población, incluyendo asombrosamente a cientos de proveedores de servicios de salud.

Lo primero que debemos entender para que no seamos parte de la cadena de mitos y desinformación, es que dentro de las mismas células existen varios tipos y clasificaciones; por ejemplo, las células madre adultas, a diferencia de las células madre embrionarias, se establecen y obtienen después del nacimiento, cuando el individuo ya está formado; por lo tanto, estas no atentan contra ninguna vida y están libres de controversia ética.

Las células madre adultas, por sí solas, nos entregan vida todos los días y lo podemos entender mejor al compararlas con las pilas de un reloj, imaginémonos que no sea posible sustituir las baterías de un reloj, este funcionaría por un tiempo sin ningún tipo de complicaciones, pero llegará el momento en que no podrá seguir trabajando. Lo mismo sucede con el cuerpo humano, el individuo, al nacer, trae consigo un grupo de células con un tiempo de vida ya definido y limitado. Por ejemplo, las células de la membrana intestinal se regeneran cada cinco días, las células de la sangre cada 90 días, el hígado y páncreas aproximadamente cada tres y cuatro años, y así con todos los demás órganos y tejidos del cuerpo.

Si a estas células no las pudiéramos reemplazar tal como sucede con las baterías del reloj, el ser humano moriría muy rápidamente. Pero la realidad es que no sucede así, gracias a que alrededor de los vasos sanguíneos de cada uno de los órganos del cuerpo y predominantemente en el tejido adiposo, se hospedan las famosas células madre adultas, las cuales realizan este recargo celular constantemente.

Aparte de esta vital función, se ha descubierto que son idóneas para mejorar la calidad de vida en enfermedades crónicas degenerativas, como por ejemplo, diabetes, artritis, esclerosis, lupus, parkinson, entre algunas otras, donde la medicina convencional no ha logrado a la fecha ningún alivio o mejoría sustancial. Esto debido a que las células madre son capaces de regenerar los tejidos dañados de todo el cuerpo con propiedades de generar una serie de moléculas químicas, promoviendo que el proceso de regeneración se produzca de una manera más eficiente.

En El Salvador, Med Center, desde hace más de cuatro años, aplica este tipo de terapia con la cual muchas personas han comprobado sus excelentes beneficios para su salud. Actualmente, las células madre son una de las principales áreas de investigación a nivel mundial, siendo muy probable, por la forma en que avanzan estas investigaciones, que en menos de una década se conviertan en una línea de tratamiento primaria para diversas enfermedades, principalmente en el área de cardiología, neurología, endocrinología, ortopedia, medicina estética y dermatología.

Si desea más información sobre la aplicación de células madre puedes llamar a los teléfonos: 2263-0101 y 2263-0202 o visitar la página web EL SALVADOR MED CENTER®, www.elsalvadormedcenter.com
 

Tags:

  • dr. Guillermo Galván Orlich
  • células madre
  • salud

Lee también

Comentarios

Newsletter