Chip regenerativo: reprograma las células de la piel

Un dispositivo nanotecnológico que se aplica sobre la piel permite transformar las células epidérmicas en células de otra parte del cuerpo y “cosecharlas” para reparar órganos, vasos sanguíneos y nervios.

Enlace copiado
Chip regenerativo: reprograma las células de la piel

Chip regenerativo: reprograma las células de la piel

Enlace copiado

Investigadores del Centro Médico Wexner (WMC) y la Facultad de Ingeniería (COE) de la Universidad Estatal de Ohio (OSU) han desarrollado una tecnología, denominada “Nanotransfección de tejidos” (TNT), capaz de generar cualquier tipo de célula que sea de interés para efectuar distintos tratamientos dentro del propio cuerpo del paciente, según estos centros.

Este invento se puede utilizar para reparar el tejido dañado o para restaurar la función del tejido que ha envejecido, incluyendo los órganos, los vasos sanguíneos y las células nerviosas, según el WMC, en Ohio.

“Los enfoques actuales en materia de medicina regenerativa se basan en la reprogramación de células o el desarrollo de construcciones de tejidos en laboratorio, que se trasladan al cuerpo humano según las necesidades”, señala el doctor Sen. En cambio, “nuestra tecnología cambia la función de nuestro propio tejido dentro de nuestro propio cuerpo vivo”, indica.

“Esto ocurre en presencia de su sistema inmunológico. De esta manera se evita el riesgo de que el sistema inmune rechace células o tejidos generados fuera del cuerpo, en el momento en que se introducen en el organismo para el tratamiento de una afección”, destaca el doctor Sen.

Vasos sanguíneos regenerados

En este estudio, los investigadores reprogramaron las células de la piel de ratones y cerdos para convertirlas en células vasculares en piernas que estaban gravemente heridas y carecían de flujo sanguíneo.

En la primera semana comenzó a notarse una transformación; en la segunda aparecieron vasos sanguíneos activos en la pierna lesionada, y para la tercera, la extremidad se salvó sin haber recibido otra forma de tratamiento.

El procedimiento consiste en tocar la piel con este microchip durante una fracción de segundo y retirarlo. En ese contacto, el dispositivo genera una leve descarga eléctrica que crea en el tejido unos canales donde descarga el material genético que aloja en su estructura.

Este material genético se enraíza en los canales e inicia el proceso de reprogramación de células epidérmicas, que culmina al cabo de unas semanas con su transformación en otro tipo de células que curan distintas partes del cuerpo.

El método TNT tiene dos componentes: el microchip basado en nanotecnología y diseñado para entregar una carga biológica a las células adultas en el organismo vivo, y el diseño de esa carga biológica para la conversión de la célula.

“Cuando esta carga biológica es entregada por el chip regenerativo, convierte una célula adulta de un tipo en una célula de otro tipo distinto”, según Gallego-Pérez, profesor asistente de ingeniería biomédica en el COE.

Lee también

Comentarios

Newsletter