Salud LO MÁS LEÍDO

¿Cómo detectar el cáncer de colon?

Enfermedades como el cáncer de colon pueden darse con mayor predisposición en personas con antecedentes familiares con cáncer. Conocer el historial clínico del paciente es importante, porque el especialista podrá tener una idea general sobre la salud del paciente.
Enlace copiado
¿Cómo detectar el cáncer de colon?

¿Cómo detectar el cáncer de colon?

Enlace copiado

El cáncer de colon es el cáncer del intestino grueso, es decir, la parte final del tubo digestivo. “La mayoría comienza como un conjunto de células pequeñas y no cancerosas denominados pólipos adenomatosos. Con el tiempo, algunos de estos pólipos pueden convertirse en malignos”, expresó el coloproctólogo de Hospital de la Mujer Milton Santiago Salguero.

“Debido a que esta enfermedad crece en el intestino grueso, esto permite la distensión o crecimiento del tumor y muchas veces los pacientes no tienen síntomas, sobre todos los cánceres que están más alejados del recto (donde se encuentra el apéndice)”, añadió el especialista.

Esta enfermedad puede surgir de manera espontánea en alguien que no tiene un componente genético, pero también se da un valor importante a los antecedentes familiares del paciente. “Si alguien en su familia ha tenido cáncer de mama, estómago, próstata o pólipos en el intestino grueso o colon, los pacientes se tienen que chequear antes de la edad en que suele aparecer la enfermedad en un miembro de su familia”, dijo Salguero.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el cáncer colorrectal es el cuarto cáncer más común en la región de las Américas. Asimismo, cada año se producen en la región más de 240,000 nuevos casos y aproximadamente 112,000 muertes son debidas a esta enfermedad. Además, si no se toman acciones al respeto, se prevé que, para el año 2030, la incidencia de cáncer colorrectal aumente en un 60 %.

Es importante que el paciente sepa que el sangrado también puede ser oscuro o claro, porque viene mezclado con el contenido fecal y el moco. Muchas veces el sangrado de los tumores del colon y recto no se detecta porque se mezclan, por eso es necesario indicar algunas pruebas de laboratorio que no son exactas, pero dan una orientación para indicar exámenes más invasivos.

“Al determinar que el paciente presenta anemia, pérdida de peso, falta de apetito y sangre oculta en heces, es una señal asociada al síndrome neoplásico, y que el paciente posiblemente pueda tener un pre-cáncer o cáncer”, dijo el doctor.

Asimismo, este tipo de cáncer es muy común, es uno de los cánceres principales después del de mama y de próstata en el hombre. En ambos sexos tiene un protagonismo importante, y por ende, son necesarios los estudios.

Existen varios exámenes comenzando desde los básicos como pruebas de laboratorio: hemograma, para ver cómo está la hemoglobina; examen general de heces, mismo estudio donde se analiza si hay sangre oculta en heces, y después vienen los estudios que son complementarios.

“La colonoscopia es la prueba de diagnóstico principal que puede ayudar a detectar la ubicación del tumor, pero principalmente es la única que nos permite tomar biopsias, y a través de las biopsias establecer un diagnóstico definitivo”, aseguró.

Asimismo, pueden indicarse estudios complementarios de imágenes como el enema baritado (radiografía del tracto gastrointestinal inferior), que permite dar una ubicación del cáncer. Una vez detectado, se indican otros estudios de imágenes como la Tomografía Axial Computarizada para conocer la extensión del tumor, y si es de recto, se prefiere realizar Resonancia Magnética para visualizar mejor los tejidos adyacentes.

¿Las hemorroides predisponen a la aparición del cáncer de colon?

“Las posibilidades que las enfermedades proctológicas se conviertan en cáncer es poco frecuente. Sin embargo, lo que comúnmente piensa la gente cuando sangra es que esto puede ser provocado por hemorroides y puede ser el caso que coexistan las hemorroides y un cáncer de colon al mismo tiempo”, señaló el coloproctólogo.

Él recalca que lo importante es consultar y empezar con un diagnóstico temprano en pacientes, porque al hacer estudios sistemáticos o por tamizaje se puede quitar pólipos y eliminar el riesgo que se desarrolle un cáncer. Dado que cuando el cáncer se diagnóstica en etapas avanzadas, es muy poco lo que se puede hacer.

Según el portal médico MedLine Plus, una persona tiene mayor riesgo de padecer de cáncer de colon si: tiene más de 60 años, consume muchas carnes rojas o procesadas, tiene pólipos colorrectales, tiene enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa) y tiene antecedentes familiares de cáncer de colon.

A su vez, el portal destaca que algunas enfermedades hereditarias también aumentan el riesgo de padecer cáncer de colon. Una de las más comunes se llama poliposis adenomatosa familiar (PAF). Asimismo, fumar cigarrillo y beber alcohol son otros factores de riesgo para el cáncer colorrectal.

 

 

Recomendaciones
Según el especialista Salguero, las personas con antecedentes de cáncer de mama, tiroides, estómago, próstata, cérvix u otro tipo deben acudir a consulta entre los 35 y 40 años. Siempre es importante tomar en cuenta en qué edad le comenzó la enfermedad a un familiar, ya sean en primera o tercera línea para acudir entre los 15 a 20 años antes, debido a que existen casos de cáncer de colon en pacientes de 18 años, 20 y 27 años.

En estos casos, el paciente no se tiene que apegar al protocolo estándar para realizarse una colonoscopia que normalmente se hace a partir de los 45 y 50 años, sino medir el riesgo con base en un criterio médico y realizarse estudios anticipadamente.

60%
Si no se toman acciones al respeto, se prevé que, para el año 2030, la incidencia de cáncer colorrectal aumente en un 60 %.

Lee también

Comentarios

Newsletter