Lo más visto

¿Cómo saber si usted muerde bien?

Morder correctamente es importante, no solamente para lucir una buena sonrisa, sino para la salud mental.
Enlace copiado
Enlace copiado
Morder correctamente es importante, no solamente para lucir una buena sonrisa, sino para la salud mental. Muchos de los problemas de caries y enfermedades de las encías se dan cuando la persona no tiene bien alineados los maxilares; además, pueden darse también casos graves de problemas en la articulación, que se manifiestan por ruidos al abrir o cerrar la boca, dolor y hasta sordera.

“Una mal oclusión es cuando al cerrar la boca los dientes no engranan adecuadamente. Puede existir por herencia, también por la presencia de hábitos perjudiciales, como chuparse el dedo, respirar por la boca, morderse las uñas o el labio, empujar la lengua contra los dientes, morder objetos extraños (lápices, ganchos, etc.)”.

El especialista indica que hay varios tipos de mal oclusión:

1. Las mal oclusiones pueden afectar solo los dientes y son llamadas “mal oclusiones dentarias”, en ellas los dientes están apiñados, desalineados o separados y no tiene una desproporción esquelética o facial.

2. Las mal oclusiones esqueléticas, que afectan los huesos maxilares; existen diferencia entre el tamaño o la posición de un maxilar con respecto al otro (maxilar frente a mandíbula). Una persona puede tener uno o los dos tipos de mal oclusión y dependiendo de la severidad del caso se determina cuando se inicia el tratamiento de ortodoncia, que tipo de aparatos necesitas y la duración de este.

En ortodoncia básicamente hablamos de tres grupos de mal oclusión en las cuales se pueden presentar las características antes nombradas, estos grupos son:
• Clase I
• Clase II
Cada una de ellas deberá ser tratada de una manera distinta, y de ellas la más frecuente es por lo general la clase I.


Mal oclusión clase I:

Estas reobservan cuando los huesos maxilares están en buena posición, pero los dientes no engranan bien, debido a dientes demasiado grandes o demasiado pequeños para los maxilares, por lo cual dificultara la masticación, facilitara la aparición de caries y enfermedades de las encías (evidente sangramiento).

Mal oclusión clase II:

A este grupo pertenece la mayoría de los que tienen los incisivos superiores hacia fuera o protuidos. Puede ocurrir cuando el hueso que sostiene los dientes superiores “maxilar” crece más de lo normal o cuando la mandíbula inferior es pequeña o no crece.

Otros problemas que pueden darse son:
• Mordida cruzada: uno o más dientes (anteriores o posteriores) pueden estar en una relación invertida con su antagonista.
• Mordida abierta: cuando no pueden contactar los bordes de los dientes de adelante, a pesar de que los posteriores si contactan. Se recomienda siempre una visita temprana al ortodoncista y prevenir problemas más severos.

Tags:

  • ortodoncia
  • mordida
  • dientes
  • lengua

Lee también

Comentarios