Conoce acerca de la onicomicosis

Las uñas de los pies se ven más afectadas que las de las manos, afectando a los adultos con más frecuencia que los niños.
Enlace copiado
Enlace copiado
La tinea unguiüm, onicomicosis o tiña de las uñas es una infección superficial en las uñas de manos o pies causadas por hongos dermatofitos de los géneros trichophyton y microsporum.

Otras áreas del cuerpo como la piel, la ingle o manos y pies pueden verse afectados por estos organismos, y la transmisión de un área a otra o de una persona a otra es muy frecuente. Otros organismos pueden causar infecciones similares como las levaduras de “candida albicans” en personas inmunosuprimidas.

Epidemiología

El riesgo de tener una infección por un dermatofito en la vida de una persona oscila entre 10 y 20 por ciento, y es una de las formas más frecuentes de onicomicosis. Las uñas de los pies se ven más afectadas que las de las manos, afectando a los adultos con más frecuencia que los niños.

Otros factores de riesgo incluyen la práctica de deportes, la diabetes, circulación pobre en las extremidades y el uso incorrecto de zapatos.

Etiología

Varias especies de los hongos dermatofitos de los géneros microsporum y trichophyton son los agentes causales de la tinea unguiúm3, en base a la siguiente temrinología:
• T. rubrum
• T. mentagrophytes ...
y, con menor frecuencia:
• Epidermophyton floccosum
• Género microsporum

Cuadro clínico

Onicomicosis que afecta a todas las uñas del pie derecho. Usualmente no cursa con síntomas, siendo un problema mayormente cosmético al mostrar uñas de coloración blanquecina o amarillenta, quebradas, frágiles y deformes.

Al progresar la infección se ve la separación de la lámina ungueal del lecho de la uña. Ocasionalmente se puede acompañar de dolor, o incomodidad y raramente se observa celulitis de la piel vecina. El extremo distal de la uña es la que se afecta con muchísima más frecuencia.

Diagnóstico

La combinación de la historia médica, el examen físico y el diagnóstico de laboratorio son críticos para el correcto diagnóstico. La onicomicosis causada por otros organismos es muy similar en su presentación clínica.

El examen directo con KOH al 30 por ciento y el cultivo micológico (agar de sabouraud) confirmará la dermatofitosis correcta, de existir una. La toma de la muestra es sencilla, examinando raspados de la uña o debridamiento del tejido lesionado debajo o alrededor de la uña.

La limpieza del área de toma de muestra con alcohol al 70 por ciento minimiza la contaminación de agentes ambientales y flora normal.

Tratamiento

El tratamiento tópico (cremas y ungüentos o líquidos) por sí mismo tiene una baja tasa de efectividad en el tratamiento de la dermatofitosis de las uñas, por lo que generalmente se asocian antifúngicos orales como el itraconazol o fluconazol, los cuales han de ser tomados por un largo período de tiempo (hasta año y medio).

La interrupción del tratamiento (véase adherencia terapéutica) y las recurrencias son frecuente.

Tags:

  • onicomicosis
  • hongos
  • manos
  • dermatofito
  • itraconazol

Lee también

Comentarios

Newsletter