Lo más visto

Conoce acerca del trastorno mixto - ansioso - depresivo

Los síntomas ansiosos y depresivos pueden coincidir en el tiempo o asociarse en etapas sucesivas de la vida.
Enlace copiado
Enlace copiado
En la actualidad tanto la ansiedad como la depresión son cuadros clínicos frecuentes en la consulta médica. En la práctica diaria pueden presentarse como entidades reales, pero es mucho más habitual la aparición en un mismo paciente de síntomas clínicos en los que se asocian elementos de ambas patologías.

Los síntomas ansiosos y depresivos pueden coincidir en el tiempo o asociarse en etapas sucesivas de la vida. A menudo, resulta artificial diferenciar si un síntoma concreto obedece a un estado depresivo o de ansiedad; por ejemplo, muchos síntomas somáticos que motivan con frecuencia la consulta inicial pueden estar originados tanto por ansiedad como por depresión.

La característica de este trastorno es un estado de ánimo disfórico persistente que tiene una duración de al menos 1 mes y se acompaña de síntomas adicionales de idéntica duración, entre los cuales se incluyen un mínimo de 4 de los siguientes:
Dificultades de concentración o memoria
Trastornos del sueño
Fatiga
Irritabilidad
Preocupación
Llanto fácil
Hipervigilancia
Anticipación del peligro
Pesimismo ante el futuro y baja autoestima


La depresión y la ansiedad son trastornos distintos

Sabemos que estas enfermedades son distintas a menudo comparten síntomas. En el caso de la depresión y la ansiedad tienen algunos síntomas similares como los mencionados anteriormente.

Por lo general muchas personas que desarrollan depresión tienen un historial de trastornos de ansiedad que han surgido con anterioridad, pero no hay evidencias de que un trastorno lleve a provocar el otro. Lo que sí es claro que muchas personas sufren ambos trastornos, lo que se llama trastorno mixto ansioso-depresivo.

Algunas enfermedades pueden coexistir con la depresión

Algunas enfermedades vienen antes otras a lo mejor a causa de ella, en cualquier caso tanto la depresión como otras de las enfermedades se expresan de forma diferente, según el tipo de personas.

Los trastornos concomitantes que son más comunes con la depresión están los trastornos de ansiedad. Desde los trastornos de estrés postraumático, el trastorno obsesivo compulsivo o el trastorno de ansiedad generalizada. Estos trastornos son distintos a la depresión, pero a menudo pueden coexistir y la persona llega a sufrir ambos trastornos.

En ocasiones la depresión también puede ocurrir en pacientes que sufren distintas enfermedades sobre todo si son graves o crónicas como el SIDA, cáncer, accidente cerebrovascular. Los síntomas en estas personas suelen ser más agudos que en las personas que sufren depresión sin la presencia de otro trastorno.

El trastorno ansioso depresivo y la dificultad en el diagnostico

La depresión a menudo plantea dificultades para su diagnóstico. A veces los síntomas como el insomnio, desesperación, culpa son diagnosticados como depresión cuando son un trastorno de estrés postraumático.

El tratamiento de uno y el de otro no es el mismo con lo que el paciente puede tardar más en la recuperación. Las personas van experimentando al mismo tiempo síntomas de ansiedad y de depresión, es lo que se conoce como trastorno mixto ansioso depresivo. La generalidad es que se plantean dificultades para el diagnóstico y se experimentan síntomas de depresión y de ansiedad pero no los suficientes para clasificarlos en uno u otro trastorno.

Así mismo un 10-65% de las personas por así decirlo que sufren trastornos de pánico (otro trastorno de ansiedad) a la vez sufren un trastorno depresivo mayor, esto no es más que un ejemplo. En cada caso es necesario el tratamiento y evaluación por los expertos. Estas características apegadas a nuestros estilos de vida pueden marcar una diferencia significativa en cada individuo. Se recomienda en todo caso la visita con los especialistas de manera personalizada.

Tags:

  • depresion
  • ansiedad
  • desesperacion
  • insomnio
  • diagnostico
  • estres

Lee también

Comentarios