Cuidados intensivos neonatales, ¿cómo funcionan?

La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) se encarga de brindar tratamientos especializados a recién nacidos cuando se encuentran en una condición desfavorable. En breve, un especialista comenta de qué se trata este proceso.
Enlace copiado
Cuidados intensivos neonatales, ¿cómo funcionan?

Cuidados intensivos neonatales, ¿cómo funcionan?

Enlace copiado

Cuando un bebé llega al mundo, lo ideal es que tenga en óptimo funcionamiento sus pulmones; la circulación cardíaca y pulmonar; el sistema digestivo; los riñones; el hígado y el sistema inmunitario. Sin embargo, si eso no es así, lo ideal será recurrir a cuidados especializados.

“La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales es un lugar donde se da tratamiento especializado a recién nacidos y a niños en etapa neonatal (menos de 28 días). La mayoría son niños prematuros, es decir que nacen antes del tiempo normal de gestación”, expresó el pedíatra neonatólogo del Hospital de la Mujer, doctor Eduardo José Carrillo Valdés.

Asimismo, el doctor añadió que las mayores afectaciones que se presentan en estos casos son las enfermedades respiratorias, las cuales se dan por la falta de madurez de los pulmones.

Entre más pequeños nacen los niños, el daño es más severo. Sin embargo, según las estadísticas, el 90 % de los niños nacen sin complicaciones”, 
Dr. Eduardo José Carrillo Valdés, pedíatra neonatólogo

“Entre más pequeños nacen los niños, el daño es más severo. Sin embargo, según las estadísticas, el 90 % de los niños nacen sin complicaciones”, dijo.

A su vez, Carrillo Valdés compartió que los niños que deben acudir a cuidados intensivos también pueden padecer otras afectaciones, a parte de la prematurez. Entre ellas están las malformaciones congénitas, neumonía y sepsis (infección en la sangre).

¿De qué depende que superen dicha etapa? “Depende mucho del cuidado que se les da a los niños y la prontitud, en que se les pueda dar el tratamiento adecuado”, explicó el especialista.

Herramientas

“Algunas herramientas básicas dentro de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales son crear un ambiente neutro a través de incubadoras, donde la temperatura esté a un ideal para que el niño no pierda energía y se sobrecaliente. Además, se necesita tener un suministro de oxígeno, ventilación no invasiva y ventiladores exclusivos para recién nacidos”, dijo el médico.

Algunos factores de riesgo para que un niño necesite estar en cuidados intensivos derivan de la madre, el parto o el bebé. “Los casos más comunes son niños con partos prematuros o cuando la mamá presenta alguna infección de vías urinarias o matriz. Además, casos de anormalidad en la placenta o si la madre sufrió algún golpe durante el embarazo. Es importante que la madre sepa que hay embarazos donde el niño muestra un desarrollo óptimo; sin embargo, el embarazo y parto son cosas totalmente diferentes. Al momento del parto las cosas cambian y de repente se complica. Todo depende de los cuidados prenatales”, explicó Carrillo.

“El problema es que en nuestro país algunas mujeres no tienen acceso a control prenatal adecuado, no tienen acceso a las medicinas y vitaminas que necesitarían durante el embarazo o señoras que deben trabajar durante su embarazo y pueden predisponerse a caídas o golpes o que incluso no se controlan infecciones”, dijo Carrillo.

Respecto a la interacción de los padres con su hijo, cuando este se encuentra en cuidados intensivos, el especialista comenta que “existen estudios que demuestran que cuando un bebé está cerca se su mamá, a lo que se le llama mamá canguro, este presenta mejoría, pues el sentir ese calor es muy importante”.

“Además, nosotros abogamos siempre por la lactancia materna. Diversos hospitales tienen sus bancos de leche materna o la mamá puede llevarla. Claro, esto siempre y cuando el bebé pueda recibirlo”, dijo el pedíatra. Asimismo, compartió que existen ciertos casos muy específicos y no tan comunes, donde se pudiera apoyar de fórmula o incluso acudir a una nutrición parenteral con carbohidratos y proteínas introducidos en las venas.

Algunos fármacos necesarios dentro del cuidado intensivo pueden ser surfactantes exógenos, antibióticos, sueros y medicamentos para el dolor.

Bebé prematuro

Los bebés muy prematuros se ven diferentes, según el portal de Salud, MedLine Plus. Entre estas características están que visualmente es más pequeño y pesará menos que un bebé a término. Además, es probable que el bebé tal vez tenga la piel delgada, lisa, brillante y trasparente.

Asimismo, la piel tal vez se vea de color rojo, porque se puede ver la sangre de los vasos sanguíneos por debajo de ella. Puede presentar vello corporal (lanugo), menos grasa corporal y músculos flácidos y con menos movimiento.

“El bebé prematuro es el que no cumplió con el tiempo gestacional. Un bebé a término, puede pesar menos, pero no ser prematuro. Sin embargo, algunas cosas se determinan en el examen físico”, compartió Carrillo.

Dar el alta

“Siempre que los niños están en cuidados intensivos, ellos deberán seguir su control correspondiente, como oftalmología, fisioterapia y audición y lenguaje”, aseguró el médico. Además, añadió que los padres también deberán estar pendientes que en casa el bebé no presente fiebre, vómito o algún otro síntoma que derivase de una infección o bacteria fuera del hospital.

 

Lee también

Comentarios