Lo más visto

Más de Salud

Deja el tabaco y retoma las riendas de tu salud

Uno de los hábitos que más infelicidad dan a nivel psíquico son las adicciones, porque quitan control vital.
Enlace copiado
Deja el tabaco y retoma las riendas de tu salud

Deja el tabaco y retoma las riendas de tu salud

Deja el tabaco y retoma las riendas de tu salud

Deja el tabaco y retoma las riendas de tu salud

Enlace copiado
Según la Organización Mundial de la Salud, casi 6 millones de personas fallecen al año por causas relacionadas con el consumo de tabaco, que es la primera causa de muerte evitable y una de las mayores amenazas para la salud pública mundial.

El tabaquismo es una enfermedad crónica que pertenece al grupo de las adicciones, porque crea dependencia física y psicológica, y es la forma más extendida de abuso de drogas.

María Soledad Casasola, enfermera y jefa del Servicio de Atención al Paciente del Hospital Universitario Ramón y Cajal, afirma: “Cuando se nos presenta un paciente fumador, la ley nos obliga a informar de la enfermedad que padece”.

¿Por qué fumamos?

Cuando una persona prueba el tabaco por primera vez, nunca es una experiencia agradable.

Sin embargo, hay una serie de factores sociales –grupos de presión en nuestro entorno– y otros ambientales, como la publicidad y la accesibilidad, que hacen que estemos más predispuestos a iniciarnos en el tabaquismo.

“El 80 % de los consumidores de nicotina se hace adicto. Esto no ocurre con otras drogas, como la heroína”, informa Eva de Higes, neumóloga del Hospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid y miembro de la SEPAR.

En solo nueve segundos, la nicotina del cigarrillo ya está haciendo efecto en el cerebro.

Tal y como precisa Pedro Aguilar, psicólogo del Departamento de Prevención y Promoción de la Salud de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), la creencia de que fumar ayuda a manejar el estrés y la ansiedad es falsa porque quien dirige su vida es la persona, no el tabaco.

El cerebro liga una serie de estímulos, como un color o un olor, con las ganas de fumar, lo que hace que el paciente que está en proceso de abandono del tabaco sea más vulnerable a tener una recaída.

Según Díaz-Maroto, los tres principales motivos de recaída son el síndrome de abstinencia, la aparición de depresión y el aumento de peso.

“Cuando una persona recae se produce una molesta sensación de incoherencia interna y el autorreproche suele producir ansiedad y depresión, dos de los antecedentes mejor conocidos de la adicción”, expone Aguilar. Además, asegura: “No es que la nicotina nos relaje, es que no tomarla nos estresa”.

Tags:

  • tabaco
  • salud
  • cigarillo
  • muerte
  • causa

Lee también

Comentarios