Salud Avances médicos

Demuestran la seguridad de las terapias celulares a nivel biológico

Un estudio publicado en la revista Cartilage demuestra que las células cultivadas in vitro, y que posteriormente se implantan para tratar las lesiones de cartílago articular, son de la máxima calidad y no son senescentes, es decir, no han envejecido en términos de edad telomérica
Enlace copiado
Foto de la prensa/archivo

Foto de la prensa/archivo

Enlace copiado

La investigación, financiada por la Fundación Pedro Guillén, se ha realizado con muestras de pacientes implantados en la Clínica CEMTRO cultivadas por la Unidad de Terapia Celular Amplicel.

La Terapia celular utiliza la célula como medicamento en lugar de fármacos u otras herramientas para tratar a los pacientes. El principal miedo que presenta esta terapia es que el tejido de origen se manipula para obtener células que se convertirán en un medicamento después de varias divisiones in Vitro.

“Al ser células creadas en el laboratorio, tenemos que estar muy seguros de que durante su proliferación y manejo no se alteren sus características teloméricas y no se conviertan en perjudiciales, por ejemplo cancerígenas”, aseguró el Dr. Pedro Guillén, jefe de Traumatología de Clínica CEMTRO y uno de los autores del estudio.

Al ser células creadas en el laboratorio, tenemos que estar muy seguros de que durante su proliferación y manejo no se alteren sus características teloméricas y no se conviertan en perjudiciales, por ejemplo cancerígenas”.
Dr. Pedro Guillén, jefe de Traumatología de Clínica CEMTRO y uno de los autores del estudio

Los telómeros son estructuras especializadas situadas en los extremos de los cromosomas, que los protegen de posibles fusiones y de su degradación, con lo que se garantiza la estabilidad de los cromosomas y la viabilidad de las células.

No obstante, los telómeros sufren un acortamiento progresivo asociado al proceso de división celular, ya que el ADN que forma los telómeros no es replicado de manera completa.

El acortamiento de los telómeros secundario a la división celular está relacionado con la senescencia celular (envejecimiento de las células) y los telómeros menores de cuatro kbp pueden considerarse como telómeros que son críticamente cortos.

Esta circunstancia es lo que ha llevado a los investigadores de Amplicel a analizar y contrastar la longitud telomérica en muestras de células aisladas de cartílago en pacientes a los que se les iba a realizar un implante de condrocitos autólogos para el tratamiento de lesiones de cartílago articular.

“Este estudio, desarrollado con la Tecnología de Análisis de Telomeros TAT, representa el primer intento de responder a este miedo sobre el uso de la Terapia Celular”, afirmó el Dr. Juan Manuel López-Alcorocho, principal autor de esta investigación.

Lee también

Comentarios

Newsletter