Lo más visto

Detección temprana del cáncer de mama: no esperes demasiado

Saber que 1 de cada 8 mujeres padecerá cáncer de seno es una cifra alarmante. Este padecimiento es la causa más frecuente de muerte por cáncer mundialmente pero también más del 90% de los casos son curables si se detecta y trata a tiempo, según los médicos especialistas.

Enlace copiado
Detección temprana del cáncer de mama: no esperes demasiado

Detección temprana del cáncer de mama: no esperes demasiado

Enlace copiado

Cuántas veces no ha pasado que dejamos pasar ese pequeño síntoma que nos da pensando en el "ya se me va a pasar" o quizás "no ha de ser nada grave". El cáncer de mama cada vez cobra más vidas de pacientes que han sido diagnosticadas en etapas avanzadas. Es por esta razón que los especialistas hacen el llamado a asistir periódicamente a sus chequeos médicos para detectarlo a tiempo.

Si bien es cierto un autoexámen realizado de forma apropiada puede dar unas referencias de que algo no anda bien, los expertos aseguran que este jamás sustituye la calidad o certeza de diagnóstico que puede propiciar una mamografía y esta puede ser de dos tipos: tamizaje, cuando la paciente no tiene síntomas y la diagnóstica, que se realiza cuando la mujer presenta nódulos palpables, secreción del pezón, dolor o cambios en la forma de las mamas.

El cáncer de mama se encuentra dentro de las primeras causas de muerte por cáncer en la mujer salvadoreña, pero su detección temprana permite que las probabilidades de cura aumenten a un 90%. La mamografía es un estudio fundamental y se realiza a partir de los 40 años de edad de manera anual. Mientras tanto, la ultrasonografía de mamas es recomendada para mujeres menores de 40 y también es empleado como un estudio complementario o que acompaña a la mamografía.

La mamografía es un de los estudios especializados con mayores tabú, como por ejemplo muchas mujeres optan por no hacérselo "porque mucho duele". En el marco del mes de la lucha contra el cáncer de seno, el Centro Médico Escalón lanzó su campaña con el mensaje "La mamografía no duele el cáncer sí" con el propósito de concientizar.

"Realmente la detección temprana del cáncer de mama solo puede hacerse a través de un estudio y es con la mamografía. A pesar de que hay estudios con mayores tecnologías como la resonancia magnética de mamas realmente la mamografía aún en los países desarrollados, no deja de ser el gold standard de detección de las lesiones más tempranas que son las micro calcificaciones. Muchas veces la mujer no comprende eso o por miedo a la mamografía y al dolor que supuestamente puede causar (este estudio) se auxilia de otros métodos como la ultrasonografía o la resonancia magnética que es incluso millones de veces más caro que una mamografía. Sin embargo hoy en día los equipo de mamografía en casi todo el mundo -y nuestro país gracias a Dios no se queda atrás- son mucho más modernos que ya no necesitan realizar tanta compresión en el tejido mamario", expresó la doctora Mónica Heymann, ginecóloga-oncóloga de dicho centro.

¿Cómo debo prepararme para una mamografía?

Antes que nada, no te preocupes. Personal debidamente capacitado te realizará el estudio. No existen restricciones en cuanto a dietas, pero sí recomiendan que te presentes con una vestimenta holgada y que no te apliques talcos, desodorantes o cremas en la zona axilar. Finalmente, no olvides llevar contigo todos los estudios previos de mama que te hayas realizado para que se pueda establecer comparaciones con el actual.

¿Qué es la Resonancia magnética de mamas?

La resonancia magnética es una técnica de exploración no invasiva que no implica exposición a la radiación ionizante y es una herramienta valiosa para el diagnóstico de una amplia gama de patologías, incluyendo la detección y estadios en que se encuentra el cáncer de mama. Sin embargo, la resonancia, aclaran los expertos, funciona como complemento de la mamografía y resulta útil para evaluar a mujeres con alto riesgo de padecer cáncer de mama.

"Hay otros estudios que pueden ser complemento para afinar ese diagnóstico temprano o para tratar de complementar. Por ejemplo la resonancia nos puede servir en algunas ocasiones y queremos ver la bilateralidad del cáncer, es decir si en la otra mama hay alguna lesión microscópica sospechosa, no para diagnosticar el cáncer de mama", explicó la doctora Heymann a Ciencia Médica.

¿Entonces qué papel desempeña una ultrasonografía?

La ultrasonografía, ahondó la experta, se realiza en aquellos tejidos que son muy densos y puede servir para complementar la mamografía y definir algunas estructuras. "Por ejemplo en mamografía usted no puede decir si la imagen que ve es un nódulo o un quiste. Un nódulo es algo sólido y un quiste algo con líquido. En la mamografía usted solo va a ver una imagen ovalada, entonces cuando en la mamografía le reportan así puede que necesite complementar con una ultrasonografía para definir bien las características de eso que ve en la mamografía".

De acuerdo a American Cancer Society el cáncer de seno se origina cuando las células en el seno comienzan a crecer en forma descontrolada. Estas células normalmente forman un tumor que a menudo se puede observar en una radiografía o se puede palpar como una masa o bulto. El tumor es maligno (cáncer) si las células pueden crecer penetrando (invadiendo) los tejidos circundantes o propagándose (metástasis) a áreas distantes del cuerpo. Los hombres también lo pueden padecer.

El cáncer de mama no se puede prevenir, pero sí se debe estar atento a los factores de riesgo, considerando los antecedentes familiares con cáncer de seno, ser mayor a 40 años de edad, haber tenido el primer embarazo después de los 30 años de edad, nuliparidad, menarquía precoz y menopausia tardía.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en El Salvador el Cáncer de mama representa la cuarta causa de mortalidad junto con el cáncer Cérvico uterino.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines