Lo más visto

Más de Salud

Diagnóstico temprano de cáncer de seno

Cuando hablamos de diagnosticar una enfermedad tempranamente implicamos en nuestro pensamiento que esto es antes que la enfermedad esté en una etapa no controlable o antes que aparezca. La verdad es que este término en oncología no está claramente establecido en la literatura.
Enlace copiado
Enlace copiado


Actualmente, con los avances en tratamiento multidisciplinario, el cáncer está alcanzando mayores porcentajes de curación que antes. Por ejemplo, en el principio del siglo XX ni siquiera se tenían métodos de imágenes que nos alertaran sobre la presencia de una lesión tumoral en ninguna parte del cuerpo y por pequeña que fuera ya era tarde para curarla. Ahora, en el cáncer de seno los métodos diagnósticos como la mamografía digital han cambiado radicalmente el diagnóstico por imágenes, pudiendo detectar lesiones muy pequeñas y reducir el error humano.

El procedimiento debe ser efectuado una vez cada año o con la frecuencia que su médico le indique. Según la OMS, en 2012 se reportaron más de 1.7 millones de casos nuevos, convirtiendo a la enfermedad en la segunda más frecuente. De ahí que adelantarse a un momento en que la enfermedad tenga oportunidad de dar metástasis es crucial.

Hablar de diagnóstico temprano también es prever el aparecimiento de la enfermedad antes que dé síntomas o signos, en cuyo caso juega un rol protagónico la búsqueda del riesgo genético de una persona, hombre o mujer.

La presencia de genes que predispongan a desarrollar la enfermedad en un estudio genético es indispensable para hacer una estimación del riesgo que una persona tiene de sufrir de cáncer de seno en un futuro. La presencia de los genes BRAC 1 y BRAC 2 en un estudio genético que se obtiene de una muestra de sangre obtenida en forma muy simple como una muestra de sangre normal de laboratorio y enviada a su análisis nos puede dar la información que necesitamos para advertir si este paciente puede tener o no cáncer.

La prueba está presente desde el nacimiento pues es heredad de los progenitores. Por lo tanto, su determinación puede ser a cualquier edad y las decisiones para disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de seno pueden anticiparse hasta años antes de los primeros signos o síntomas o que aparezcan imágenes sospechosas en una mamografía.

En nuestro país esta prueba ya está disponible, su uso es muy sencillo y los resultados a futuro son determinantes.

Finalmente, conocer la historia familiar de enfermedades puede ayudar a un paciente a tener el buen hábito de consultar con el médico y evitar que una enfermedad avance sin control.

Preguntas dirigirlas a la redacción de LPG.

Tags:

  • cáncer de seno
  • oncología
  • tratamientos
  • exámenes de imagen
  • prevención
  • detección precoz

Lee también

Comentarios