Lo más visto

Eclampsia: importante causa de muerte materna

Los especialistas la catalogan como de alta gravedad, donde la vida de la madre e incluso del bebé corren peligro. Descubre más sobre esta afectación.
Enlace copiado
Eclampsia: importante causa de muerte materna

Eclampsia: importante causa de muerte materna

Eclampsia: importante causa de muerte materna

Eclampsia: importante causa de muerte materna

Eclampsia: importante causa de muerte materna

Eclampsia: importante causa de muerte materna

Enlace copiado
En 2015 se reportaron 25 muertes maternas en el Hospital Nacional de la Mujer María Isabel Rodríguez, seis de ellas a consecuencia de la eclampsia. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en América Latina esta enfermedad es responsable del 25 % de las muertes maternales.

La eclampsia consiste en el agravamiento de la hipertensión arterial en el embarazo, la cual se presenta luego de una preeclampsia severa. La paciente que la sufre puede padecer convulsiones tonicoclónicas (que comprometen todo el cuerpo), pérdida de conciencia, coma o incluso ceguera, según explicó la ginecóloga obstetra del Hospital Ginecológico Claudia Díaz.

Esta patología se presenta en los extremos de la vida reproductiva, es decir en edades muy cortas (13 a 17 años) o avanzadas (35 años o más).

Las causas específicas son desconocidas por los especialistas, según comentó Díaz, sin embargo, algunos señalamientos destacan los factores genéticos, el embarazo múltiple e historial clínico de diabetes o hipertensión arterial.

“El dolor en la boca del estómago (epigastralgia), dolor de cabeza, hinchazón y problemas de visión son algunos síntomas que se presentan”, expresó Díaz.

¿Y el bebé?

En el momento de la convulsión a consecuencia de eclampsia, el bebé queda sin el aporte de sangre y oxígeno que la madre provee durante el embarazo, incluso puede padecer una depresión de la frecuencia cardíaca. Sin embargo, según comentó la ginecóloga, muchas veces el estado de la madre y del bebé se logra estabilizar. Asimismo, se aplica un fármaco anticonvulsivo llamado sulfato de magnesio.

Según la OMS, este disminuye en más de la mitad el riesgo de eclampsia y, probablemente, reduce el riesgo de muerte materna; no obstante, 25 % de las mujeres padecen efectos secundarios, particularmente sofocos.

En el momento de la convulsión, según Díaz, puede haber un desprendimiento de la placenta y en el peor de los casos el bebé puede morir o la madre puede sufrir un accidente cerebrovascular.

“Para nosotros los ginecólogos, la eclampsia es realmente una emergencia, pues podemos tener a una paciente con preeclampsia leve y de forma inesperada esta puede tener una convulsión” explicó la especialista.

Respecto de los análisis, el médico llevará a cabo diversos chequeos y descartará otras posibles causas de las convulsiones, además, también se verificará y controlará la presión arterial y la frecuencia respiratoria.

Asimismo, se pueden realizar análisis de sangre y orina para verificar factores de coagulación sanguínea, creatinina, hematocrito, ácido úrico, función hepática, conteo de plaquetas y proteína en orina.

Evitar la eclampsia no es tarea fácil, dado que –como se menciona con anterioridad– no existen causas específicas. Por esto, se recomienda que las mujeres en estado de embarazo consuman una adecuada dosis de calcio y que durante su control prenatal indiquen a su médico si presentan dolor de cabeza, ven luces, sienten disminución de movimientos fetales o poseen hinchazón. A su vez, es necesario saber que la eclampsia se puede dar tanto en el período de embarazo y en el puerperio (40 días después del parto), por ello, la importancia del control posparto.

Tags:

  • eclampsia
  • preeclampsia
  • convulsiones
  • dra. claudia díaz

Lee también

Comentarios