El achiote

En las extracciones realizadas de las hojas de achiote, se obtienen sustancias químicas que hacen posible su uso como planta medicinal.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los estudios farmacológicos y etnobotánicos del achiote en la medicina tradicional ha atraído la atención de los especialistas hacia el laboratorio. La presencia de esteroides en sus hojas sugiere que son los responsables de las propiedades antiinflamatorias que la medicina popular le atribuye para usarla como antirreumático y para las inflamaciones de la próstata. Asimismo, debido a la presencia de flavonoides, se utiliza como efectivo diurético actuando sobre el sistema urogenital y regulando la función renal, según establece el sitio Supernatural.com.

Aplicación

Los resultados de estudios farmacológicos han comprobado sus acciones terapéuticas, diuréticas, antigonorreicas y antibacterianas, que refuerzan la acción benéfica del achiote sobre la próstata y las vías genitourinarias, teniendo en consideración que la prostatitis es una inflamación generalmente de origen infeccioso, y cuyo tratamiento requiere de productos antibacterianos y diuréticos.

Modo de uso

En cuanto a su uso medicinal, sirve como antídoto contra las hemorroides, abscesos, para la próstata, sedante, digestivo y quemaduras.

Se le atribuyen diferentes propiedades terapéuticas: astringente, antiséptico, emoliente, antibacterial, antioxidante, expectorante, cicatrizante, entre otros.

La semilla molida es utilizada para tratar sarampión, viruela, afecciones estomacales, enfermedades del riñón, disentería y febrífugo.

Tags:

  • achiote
  • usos
  • aplicación
  • beneficios
  • propiedades

Lee también

Comentarios

Newsletter