Salud Cerebro y sistema nervioso

El exceso de sal puede dañar el cerebro

Una dieta alta en sal puede afectar negativamente el flujo sanguíneo del cerebro.
Enlace copiado
El exceso de sal puede dañar el cerebro

El exceso de sal puede dañar el cerebro

Enlace copiado

En un nuevo estudio con ratones, los científicos relacionan los cambios en el intestino causados por una dieta alta en sal con la alteración del flujo sanguíneo en el cerebro.

El estudio, publicado en Nature Neuroscience, también proporciona pistas para tratar estos problemas.

“Durante años los investigadores se han preguntado cómo una dieta rica en sal daña el cerebro”, dijo el Dr. Jim Koenig, director del programa en el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS). “Este estudio con ratones proporciona un diagrama celular y molecular detallado sobre cómo los problemas comienzan en el intestino y esto abre caminos inesperados hacia nuevos tratamientos” señaló.

Daño en el flujo sanguíneo cerebral

En este estudio, los ratones fueron alimentados con una dieta alta en sal (HSD) que contenía 16 veces la cantidad de cloruro de sodio que se encuentra normalmente en sus alimentos. Después de 8 semanas, sus cerebros mostraron una reducción del 20 al 30 % en el flujo sanguíneo en comparación con los ratones que consumieron alimentos normales. Esta caída en el flujo sanguíneo fue acompañada por la aparición de síntomas similares a la demencia. Cuando los ratones regresaron a una dieta normal, tanto el flujo sanguíneo como la cognición mejoraron, lo que sugiere que los efectos negativos del consumo excesivo de sal podrían ser reversibles.

Este estudio se suma a nuestra creciente comprensión de cómo el intestino puede modular la función cerebral”, dijeron los investigadores

“El cerebro es extremadamente dependiente de obtener la cantidad correcta de sangre en el momento correcto. Si el flujo sanguíneo no se corresponde con lo que el cerebro necesita, las cosas van mal”, dijo el Dr. Costantino Ladecola, director y presidente del Instituto de Investigación Cerebral y Mental Feil Family de Weill Cornell Medicine en la ciudad de Nueva York y autor principal de este estudio.

La evidencia muestra que comer altos niveles de sal cambia el sistema inmune del intestino, ya que las células inmunitarias TH17 secretan una molécula llamada IL-17 que se libera en los intestinos y puede tener efectos tóxicos en los vasos sanguíneos del cerebro y deteriora el flujo normal.

“Desde una perspectiva de salud pública, el hecho de que estos efectos puedan revertirse deteniendo el consumo de sal es muy importante y podría ayudarnos a mejorar la salud en áreas donde muchas personas llevan una dieta alta en sal”, concluyeron.

Lee también

Comentarios

Newsletter