El infarto y Agustín Barrios Mangoré

Agustín Pío Barrios, también conocido como Nitsuga Mangoré, nació en Paraguay el 5 de mayo 1885 y fue uno de los concertistas más grandes del mundo, citado como “El mago de la guitarra”.
Enlace copiado
El infarto y Agustín Barrios Mangoré

El infarto y Agustín Barrios Mangoré

El infarto y Agustín Barrios Mangoré

El infarto y Agustín Barrios Mangoré

Enlace copiado
Se radicó en nuestro país para recuperarse de un infarto agudo del miocardio, por ofrecimiento del entonces presidente de la república general Maximiliano Hernández Martínez, quien le otorgó una estadía permanente en nuestro país, en 1936. Mangoré como favor personal a Martínez aceptó el cargo de profesor de guitarra del Conservatorio Nacional de Música de El Salvador.

La tarde del 2 de julio de 1944, mientras le enseñaba a José Cándido Morales, quien fue uno de sus discípulos, una anciana tocó la puerta y en tono suplicante le dijo: “Una limosnita por el amor de Dios”, unas breves palabras que al parecer conmovieron a Nitsuga, quien denominó así a la última obra que escribió, ya que la muerte lo encontró un mes después.

La enfermedad de las arterias coronarias es una de las epidemias de nuestros tiempos y es más frecuente en personas del sexo masculino, alrededor de los 40 años edad, fumadores de cigarrillos, diabéticos, hipertensos, con cifras de colesterol elevadas, sedentarios, con antecedentes de infartos previos, personalidad tipo A perfeccionistas, con antecedentes familiares de enfermedades cardiacas, entre algunos.

Señoras, no piensen están exentas de sufrir esta enfermedad; mientras estén hormonalmente integras están protegidas, pero una vez lleguen a la menopausia quedan si protección y esto retrasa el aparecimiento de la enfermedad aproximadamente una década, y cuando esta se desarrolla las encuentra 10 años mayores, lo que lo vuelve un poco más complicado.

Los síntomas del infarto son: aparecimiento de un dolor opresivo en el centro del pecho, como que un elefante le hubiese puesto una pata encima, se puede irradiar hacia uno a o ambos brazos, la espalda, ocasionalmente esta misma sensación puede percibirse a nivel de la mandíbula, sensación de muerte inminente, náuseas, sudoración fría y, además, debilidad generalizada.

El infarto agudo del miocardio es una manifestación de la enfermedad de las arterias coronaria, ya que la tercera parte de los pacientes presentan dolor de pecho, llamado angor pectoris; y en el tercio restante, la familia hace el comentario en su funeral diciendo: “Si se miraba bien”.

El tratamiento debe ser oportuno y el de elección es el cateterismo cardíaco.

Nitsuga, que corresponde a Agustín escrito al revés, murió a los 59 años de edad, se radicó en nuestro país para recuperase y sin saber que en realidad pasaría los últimos días de su vida enseñando a sus discípulos lo que el supo hacer mejor que todos: componer y tocar su guitarra.

El 7 de agosto de 1944 sufrió otro infarto que le ocasionó la muerte.

Tags:

  • infarto
  • corazón
  • agustín pio
  • tratamiento
  • cateterismo cardiaco

Lee también

Comentarios

Newsletter