El lado sintomático del cáncer gástrico

El jueves pasado se celebró el Día Mundial contra el Cáncer, la enfermedad que más vidas se cobra en el mundo. Como parte de las acciones para concientizar a la población y luchar en contra de esta, la temática a abordar en esta ocasión es sobre el cáncer gástrico, una afección propiamente del estómago.
Enlace copiado
El lado sintomático del cáncer gástrico

El lado sintomático del cáncer gástrico

El lado sintomático del cáncer gástrico

El lado sintomático del cáncer gástrico

Enlace copiado
El cáncer gástrico se origina a través de un crecimiento anormal de células en las paredes del estómago. Existen diferentes tipos, pero el más común se denomina adenocarcinoma, que se forma a partir de células que se encuentran en el revestimiento interno del estómago, explicó el doctor Alfredo Rascón Ramírez, cirujano endoscopista y videolaparoscopista.

Los factores de riesgo para que se origine un cáncer gástrico del tipo adenocarcinoma son varios, entre los cuales destacan: la edad, ingesta elevada de alcohol, hábito de fumar y consumo de alimentos ahumados, debido a que estos contienen unas sustancias llamadas nitritos, la bacteria helicobacter pylori, antecedentes de cáncer en la familia, tipo sanguíneo A, entre otros.

Además, existen lesiones que se han identificado como precancerosas, es decir que ponen a las personas en mayor riesgo de padecer esta afección, tales como: los pólipos y la metaplasia intestinal (cambios por la inflamación crónica del estómago).

En cuanto a los síntomas, suelen ser bastante vagos e inespecíficos, ya que pueden presentarse en otros padecimientos de igual manera. Algunos de estos pueden ser: acidez o dolor en la boca del estómago –que puede confundirse con gastritis–, náuseas, vómitos, distención del abdomen, pérdida del apetito, entre otros, indicó el especialista.

Sin embargo, existen síntomas de alarma tales como: pérdida de peso, expulsar sangre por la boca, presencia de anemia y vomitar cada vez que se come, lo cual indica que se debe indagar más a fondo sobre el problema, según el experto. Al presentarse algunos de estos síntomas, el cirujano endoscopista recomendó buscar pronto una consulta con un médico calificado.

Lo más adecuado en estos casos es realizar un diagnóstico pronto y certero, que se logra realizando una endoscopía, un método que consiste en introducir un tubo flexible a través de la boca hasta el estómago del paciente, el cual permite revisar la cavidad gástrica a través de una serie de imágenes en tiempo real que se transmiten mediante un monitor para poder evaluar la capa más interna del estómago que se llama mucosa y poder identificar lesiones precancerosas o un crecimiento anormal en las paredes del estómago, mencionó el doctor Rascón.

Al observar alguna anormalidad dentro de las paredes del estómago durante la endoscopía, el especialista se ve obligado a realizar una biopsia que consiste en tomar pequeños fragmentos de la zona anormal con una pinza especial que se introduce a través del endoscopio; dicha biopsia se enviará a un médico patólogo para que realice un análisis de las células y determine si existe el cáncer y su tipo.

Una vez realizado el diagnóstico de cáncer gástrico, es necesario establecer su extensión. Esto se logra a través de una serie de pruebas que se realizan al paciente, tales como: ultrasonido, tomografía computarizada, resonancia magnética o laparoscopía diagnóstica, que sirven para determinar si el cáncer gástrico se encuentra en una etapa temprana o avanzada.

El tratamiento que se aplica para este tipo de enfermedad depende de la etapa en la que se encuentre una vez diagnosticada. En una etapa inicial, hay mayor posibilidad de remover el cáncer a través de una cirugía y luego se indica la administración de medicamentos para dar quimioterapia adyuvante, la cual ayuda a eliminar las células malignas que hayan podido quedar.

El cáncer digestivo se considera en etapa avanzada cuando se disemina a otras partes del cuerpo, como ganglios, hígado, bazo, colon, esófago, peritoneo, entre otros; en estos casos se decide por un tratamiento paliativo que consiste en aliviar los síntomas y prevenir la desnutrición.

Para el tratamiento paliativo del cáncer gástrico se cuenta con varias opciones tales como: administrar medicamentos de quimioterapia para tratar de contener el crecimiento del cáncer, en algunos casos también se administra radioterapia con el objetivo que reducir el tamaño del tumor. Si el paciente ya no puede comer existe un procedimiento endoscópico que consiste en colocar un tubo de metal como una prótesis que permite abrir un camino a través del cáncer en el estómago y de esta manera lograr que el paciente se alimente; o también se cuenta con la opción de realizar una vía alterna a través de una cirugía, conocida como yeyunostomía, que es un tubo de goma que se inserta a través de la piel directamente al intestino para administrar los nutrientes al paciente.

Tags:

  • dia mundial
  • cancer
  • enfermedad
  • polipos
  • afeccion
  • metaplasia

Lee también

Comentarios

Newsletter