Lo más visto

"El lenguaje es el problema, pero también la solución"

La experta en neuroprotección en la primera infancia Rosita Puga Hamilton habla sobre la importancia de la conexión entre padre e hijo por medio del lenguaje.

Enlace copiado
Rosita Puga Hamilton. Foto: La Prensa/Ángel Gómez

Rosita Puga Hamilton. Foto: La Prensa/Ángel Gómez

Enlace copiado

Hablar con nuestros hijos desde el momento que están en el vientre materno es prioridad, dado que esto genera conexiones que lograrán grandes cambios en su vida futura, explica la experta en programa de neuroprotección en la primera infancia con madres gestantes y lactantes en sectores vulnerables de Santiago de Chile Rosita Puga Hamilton.

"Hay factores como el estrés tóxico y el lenguaje, que pueden afectar el desarrollo de nuestro hijo", asegura Puga, quien además comparte que existe una diferencia entre un niño que ha nacido en lugares donde se les habla y canta, vs. aquellos que vienen de otras condiciones o han vivido situación de estrés, donde se produce un cerebro mucho menos desarrollado.

"Este es un problema de salud pública enorme. Es importante darle a las madres información y una estrategia para manejar una situación de estrés", expresó.

En la actualidad la experta es parte de un estudio donde se cuenta con un grupo de madres gestantes entre tres y siete meses de gestación.

"Armamos un currículum sobre todos los ámbitos que tienen que ver con la conexión con ellas. En este punto nos damos cuenta de que el lenguaje es el problema, pero también la solución", dijo.

Asimismo aconsejó que es importante que todo tipo de lenguaje sea tomado en cuenta al momento de la gestación, pues se puede realizar actividades específicas para ayudar al lenguaje corporal, tales como: yoga prenatal, meditación y ejercicios de respiración para disminuir el estrés.

Cultivar y proteger el cerebro

"Es importante que la madre sepa que su cuerpo es conductor de muchas de las emociones que ella (la madre) vive y es necesario que sepa manejarlo", explicó Puga.

Aseguró que es importante integrar el cerebro. "El lenguaje y todos los elementos son para dar las herramientas para manejar su biología. Cuerpo, mente y emociones. Si ella lo tiene, lo va a lograr transferir. Lo que se logra es que ese autocontrol que la madre tiene, la tenga el hijo", expresó.

Añadió: "Es superimportante saber que los niños no nacen inteligentes, se hacen inteligentes con la conversación de los padres".

La especialista también aseguró que el menor, aunque no sepa el lenguaje, siente una calma si su madre le habla de forma calmada, porque él o ella percibirán lo mismo.

Estrés tóxico

Uno de los factores de cuidado al momento de la gestación es el estrés tóxico. "Un niño que es maltratado, pasará permanentemente asustado. Mientras más adversidad infantil se tiene, más posibilidades existen de padecer enfermedades como diabetes, cáncer, enfermedad del corazón y hasta suicido. Además, a esto se le añaden problemas de delincuencia, cognitivos y conductas adictivas", dijo.

Por ello se torna esencial prestarle especial atención a generar conexiones con nuestros hijos desde el vientre materno y en sus primeros días de vida.

Tags:

  • ser padres
  • conexión hijos
  • vientre materno
  • Rosita Puga

Lee también

Comentarios