El periodo gestional es un momento muy oportuno, salud bucal

La salud bucal del bebé depende de las conductas de higiene y dieta adoptadas por la madre.
Enlace copiado
Enlace copiado
Para el compromiso de la madre con su salud bucal, durante el embarazo, muchos signos y síntomas nuevos aparecen, como la intensa salivación debido a una hiperactividad de las glándulas salivales de causa aún desconocida.

Otros problemas están relacionados con las encías, como gingivitis y enfermedad periodontal que se agrava por la presencia de bacterias. Durante el embarazo es importe que sean desarrollados hábitos saludables, para que estos sean transmitidos al niño.

La salud bucal del bebé depende de las conductas de higiene y dieta adoptadas por la madre. Es por ello que la alimentación es un gran aliado para traer beneficios sobre la salud bucal, para una buena formación del bebé en desarrollo, la gestante debe cubrir todas las exigencias nutricionales cubriendo las necesidades de su propio cuerpo y las del bebé en formación.

Para que la dieta se mantenga equilibrada, basta consumir diariamente la combinación de siete alimentos básicos: vitamina B6, calcio, vitamina D, ácido fólico, y hierro, vitamina A y C. Ya que problemas de salud como fiebre e infecciones pueden afectar la formación de los futuros dientes del bebé por ello que una buena alimentación materna dará al bebé los elementos necesarios para su formación.

El calcio de los dientes de la madre pasa a los futuros dientes del bebé durante la gestación, el calcio proviene de la alimentación, y cuando es inadecuada, vendrá las reservas óseas de la madre, por lo tanto no habrá pérdida del contenido mineral dentario de la madre durante el embarazo. Los dientes y las encías están interrelacionados directamente con todo el organismo a través de la corriente sanguínea.

Por lo tanto, debemos saber la importancia de las primeras semanas de embarazo en las cuales se forman los dientes primarios de los niños, (formación de dientes entre la 5ta y 6ta semana de gestación).

Higiene bucal en el embarazo

La mayoría de mujeres embarazadas tienden a cuidarse más en esta fase, dando un mayor enfoque a lo prenatal, al control de la alimentación, a disminuir la carga de trabajo, todos estos cambios de rutina provocan una falta de preocupación por la salud bucal, desgraciadamente no todas las mujeres reservan a la salud bucal la atención necesaria, aumentando aquí la ingestión de alimentos ácidos para controlar las náuseas, lo que acaba de desequilibrar el “ph de la saliva”, acelerando así la aparición de caries.

Ocurren también cambios hormonales habiendo un aumento de progesterona por lo cual se observan cambios clínicos de inflamación y sangrado de las encías, ocurriendo así una gingivitis del embarazo.

La higiene bucal debe ser realizada con un cepillo dental extra suave, pasta con flúor, hilo dental, enjuagues y visitas trimestrales al dentista. Por lo tanto para evitar tratamientos tan invasivos en la cavidad bucal, es preciso llevar controles de prevención, ya que durante sus nueve meses los tratamientos a realizarse solo pueden ser efectuados durante el segundo trimestre, ya que en el primero se da la formación del feto, y el último trimestre resulta difícil encontrar posición confortable en el sillón dental.

En caso de infecciones de origen odontológico debe ser realizado inmediatamente pues existe el riesgo de diseminación de bacterias por el torrente sanguíneo y al no realizar un tratamiento necesario durante el embarazo puede perjudicar la salud de la madre y del bebé.

Las radiografías deben ser evitadas, principalmente los primeros tres meses, es imprescindible si fuese necesario el uso de un delantal de plomo, en cuanto a anestésicos y prescripciones de medicamentos, el dentista puede determinar cuáles son los más indicados.

Se recomienda el uso de enjuagues de flúor y aplicaciones de barniz de flúor sobre los dientes de la embarazada, siempre con orientación profesional, debido a la transmisión de bacterias de la boca de la madre a su hijo.

Es importante hacer citas regulares al dentista, con mayor frecuencia que lo habitual, para diagnosticar cualquier problema, realizando limpiezas y fluorterapias, orientaciones de una correcta higiene bucal, y de la misma forma el odontopediatra se verá en la obligación de orientar a la madre sobre el cuidado de la salud bucal del bebé, esto incluye la importancia de la lactancia, utilización correcta de biberones, chupetes, erupción de dientes uso de flúor, y primeras visitas del bebé al dentista.

Tags:

  • odontopediatra
  • salud
  • embarazo
  • embarazada
  • caries
  • calcio
  • ph
  • salud bucal

Lee también

Comentarios

Newsletter