El tomate y sus efectos positivos para la salud

Pocos alimentos hay en la naturaleza tan completos como el tomate. Cocinado o crudo, en salsas o ensaladas, es adorado en todo el mundo. Además de ser virtuoso en sabor, tiene muchas propiedades nutritivas y previene varias enfermedades.
Enlace copiado
Enlace copiado
El tomate está entre los super alimentos: tiene una alta concentración de agua y sustancias antioxidantes, que contribuyen al rejuvenecimiento celular, así como una gran dosis de vitaminas A, C y E. El licopeno, que le da color rojo. Además previene enfermedades como las siguientes:

1. Previene el cáncer de mama

Las mujeres podrían tener un gran aliado contra el cáncer de mama: el tomate. Científicos de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey, EUA, concluyeron en un estudio de 2013, que una dieta rica con está fruta tiene efectos positivos sobre el nivel de una hormona que podría prevenir ese mal.

El estudio sugiere que comer tomates aumenta la producción de la adiponectina, una hormona que juega un papel clave en el riesgo de cáncer. "Las ventajas de comerlos, aunque sea por un corto periodo, fueron claramente evidentes en nuestros resultados", dijo Adana Llanos, de la Universidad de Rutger.

2. Reduce el cáncer de próstata

Un estudio realizado en 2012 por la Universidad de Harvard, reveló que el consumo de licopeno redujo en un 45% las posibilidades de desarrollar cáncer de próstata en un grupo de 48,000 hombres que tenían en su dieta por lo menos 10 raciones semanales de tomate o subproductos de éste.

3. Disminuye otros cánceres

Es tan poderoso que está formado en un 80% por agua, también posee otro compuesto muy valioso, “la tomatina, que reduce la incidencia del cáncer pulmón, y del tracto digestivo”, dijo Francisco Antonio Macías, de la Universidad de Cádiz.

4. Menos males vasculares

El virtuoso tomate suma un beneficio extra para la salud: científicos de la Universidad de Kioto, en Japón, descubrieron en 2011 que éste contiene una sustancia que previene las enfermedades vasculares como la arterioesclerosis, factor de riesgo de derrames cerebrales.

El componente que hallaron en el tomate tiene un nombre muy difícil, se llama 9-oxo-octadecadienoico. Pero su acción es muy eficaz: mejora la oxidación de ácidos grasos y regula el metabolismo hepático de las grasas, evitando su acumulación en sangre, con lo que reduce las enfermedades vasculares.

5. Baja el riesgo de ACV

Comer tomates baja el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV), indica un estudio de 2012 de la Universidad de Finlandia Oriental. Los hombres de 46 a 65 años que consumían niveles más altos de licopeno, tenían 55% menos de probabilidades de sufrir un ACV que los hombres con los niveles más bajos.


6. Quema las grasas

“El consumo de tomate permite a las personas controlar la grasa en sangre a través de la dieta diaria”, explicó Teruo Kawada, de la Universidad de Kyoto, Japón. Además, el vegetal es rico en antioxidantes como el licopeno, en vitaminas A, C y E, y tiene un 80% de agua, eso lo vuelve ideal para mantenerse en peso.

7. Baja la presión arterial

El extracto de tomate puede reducir la hipertensión, según los resultados de un estudio. Investigadores de Israel encontraron que una dosis diaria de este extracto ayudó a disminuir la presión arterial en 31 hombres de 30 a 70 años, que la tenían moderadamente elevada. Fuente: Natural Standard.


8. Frena la osteoporosis

El tomate tiene efectos protectores de los huesos y contra de la osteoporosis, según investigadores de Institutos Canadienses de Investigación de Salud. Después de 4 meses de tratamiento, en las mujeres postmenopaúsicas que tomaron licopeno, disminuyó la absorción ósea. 

Tags:

  • tomate
  • beneficios
  • propiedades
  • salud
  • tomatina
  • licopenos
  • cancer
  • prostata
  • dieta

Lee también

Comentarios

Newsletter