Enfermedades psicosomáticas: silenciadas

Dolor en las articulaciones y colon irritable... Dolencias comunes que pueden estar generadas por la mente.
Enlace copiado
Enfermedades psicosomáticas: silenciadas

Enfermedades psicosomáticas: silenciadas

Enfermedades psicosomáticas: silenciadas

Enfermedades psicosomáticas: silenciadas

Enlace copiado
Cansancio crónico, dolor en las articulaciones, colon irritable... dolencias comunes que pueden estar generadas por la mente. Son las enfermedades psicosomáticas, frecuentes pero silenciadas “y a las que todos somos vulnerables si traspasamos un umbral”, asegura la neuróloga Suzanne O’Sullivan.

“Todo está en tu cabeza” es la frase que estos pacientes escuchan cuando reciben el diagnóstico de una enfermedad psicosomática, pero también es el título del libro (Ed.Ariel) de esta doctora británica con el que quiere dar un toque de atención a la comunidad médica y a la sociedad.

“Los médicos dejan el diagnóstico psicosomático para el final de la lista, mientras que la gente no es consciente de que se trata de enfermedades reales. Es un error terrible que no se hable de algo tan común”, señala la especialista del National Hospital for Neurology de Londres en una entrevista con Efe.

Una de cada tres personas que acude al médico de cabecera, según estudios citados en el libro, sufre dolencias psicosomáticas, aquellas que generan síntomas físicos derivados de problemas psicológicos.

Las personas con tendencia a la depresión y a la ansiedad, en especial las mujeres, son más proclives a psicosomatizar. “Pero nos puede pasar a cualquiera. Todos tenemos un límite y si lo traspasamos nos puede llegar”, manifiesta O’Sullivan.

Creían estar paralíticos o ciegos

Pero de una simple dolencia, como un dolor estómago por estrés, se puede pasar a un trastorno cuando los síntomas exceden la normalidad e incapacitan poniendo en peligro la salud.

Este es el caso de Matthew, cuyas búsquedas en internet le hicieron creer que padecía de esclerosis múltiple hasta el punto de que sus piernas llegaron a paralizarse. O el ejemplo de Yvonne, quien estaba convencida de haberse quedado ciega.

“Su sensación de ceguera era tan real que ella necesitaba hacerse pruebas una y otra vez para poder encontrar la causa. Es como una adicción”, afirma la doctora.

Pero en ambos casos no había enfermedad alguna, todo lo estaba generando la mente que tiene un enorme poder sobre el cuerpo, como demuestran las reacciones que no controlamos, como lágrimas de tristeza.

Tags:

  • enfermedades psicosomáticas
  • dolor en articulaciones
  • colon irritable
  • enfermedades
  • salud

Lee también

Comentarios

Newsletter