Entre la menopausia y la sexualidad

La pérdida de la capacidad reproductiva en las mujeres va acompañada de una serie de síntomas físicos o emocionales.
Enlace copiado
Enlace copiado
La menopausia: es el cese completo de la menstruación. El climaterio: es el período que se extiende desde los cambios fisiológicos que ocurren con la disminución de la producción de hormonas por los ovarios para culminar en la menopausia.

La pérdida de la capacidad reproductiva en las mujeres va acompañada de una serie de síntomas físicos o emocionales: bochornos (calor excesivo), sudoración excesiva, dolor de cabeza, sequedad de piel, sequedad vaginal, entre otros son comunes. Con la llegada de la menopausia puede disminuir el deseo sexual.

Algunas mujeres que se sintieron obligados a tener relaciones sexuales durante toda la vida, justifican la pérdida de la función sexual con el fin de la menstruación. Utilizan la menopausia como un escudo para ya no tener que "servir" a sus parejas sin obtener ningún placer. Sin embargo, otras mujeres experimentan una mejoría en la vida sexual y su deseo se aumenta al detenerse el ciclo menstrual, el embarazo no deseado, porque ya no temen y por lo general no tienen hijos pequeños, que perturban el sueño o la atención tanto de ocupación en todo el día. Por tanto, es un problema donde el peso es de influencia cultural.

La partida de los hijos en otros casos tiene un efecto afrodisíaco, ya que los lazos de la pareja se consolidan al sentirse más dueños de su tiempo y del espacio físico. En estas situaciones, es habitual que se incrementen los reecuentros en mayor cantidad de salidas o viajes de placer. Con la pérdida de la producción de algunas hormonas en la menopausia, la mujer tiene menos lubricación vaginal, y debe tener más cuidado durante las relaciones sexuales.

Cuando la vagina se vuelve seca, la fricción del pene puede hacerte daño no solo a ti, sino también a tu pareja, y podría ocasionar algunas infecciones (vulvovaginitis). Otro fenómeno que se produce es la pérdida de grasa localizada en los labios mayores, causando la vagina disminuye de tamaño y es más propensa a sufrir dolor en el coito.

Recomendaciones:

La utilización de lubricantes durante las relaciones sexuales para evitar las molestias y posibles infecciones vaginales. La terapia hormonal de reemplazo debe ser el desafío de mantener las características físicas de la mujer, para evitar la piel seca y el pelo, manteniendo el cuerpo en las formas redondeadas. Consulte a su ginecólogo.

Puedes aclimatarse al medio ambiente antes de los encuentros sexuales, ni demasiado caliente ni demasiado fría para que usted y su pareja disfruten. Disfrute de una mayor estimulación sexual de su pareja, mirándolo a la mañana (temprano), ya que la mayoría de ésta quede disponible para el sexo puede ayudar a tener más ganas y se fomentará aún más.

Con la aparición de problemas de inhibición sexual, la falta o dificultad para alcanzar el orgasmo, no dude en buscar un terapeuta sexual que le puede dar muchas pautas y técnicas para disfrutar de su sexualidad. Si los síntomas de tristeza, desánimo, fatiga intensa, irritabilidad, baja autoestima de inmediato buscar la orientación de un psiquiatra, porque en esta etapa, con los cambios hormonales, los trastornos del ánimo (depresión) no son infrecuentes.

Tags:

  • menopausia
  • sexualidad
  • mujer
  • inhibicion
  • ginecologo
  • estimulacion
  • depresion
  • autoestima

Lee también

Comentarios

Newsletter