Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Conoce la diferencia entre un alimento que fue cultivado naturalmente y uno que, para crecer, necesitó de sustancias sintéticas y químicas, que traen como consecuencia estragos a la salud.
Enlace copiado
Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Esta es la verdadera importancia de consumir productos orgánicos

Enlace copiado
Madres preocupadas por brindarles una mejor alimentación a sus hijos, jóvenes en la búsqueda de un mejor estilo de vida y adultos cada día más interesados en producir ellos mismos lo que consumen -porque es la única forma de saber que algo realmente es sano-.

Estos son los pequeños –pero cada vez más constantes- cambios que se generan en la población cuando el campo de la agricultura biológica comienza a abrirse camino en una sociedad que por mucho tiempo ha vivido despreocupada de lo que lleva a su mesa y a su cuerpo.

Este paulatino despertar de conciencias entre consumidores mejor informados, ha llevado a que muchas personas sepan desde ya que no es necesario esperar un golpe de realidad, como una enfermedad grave, para preferir productos que han sido cultivados de manera natural, sin químicos contaminantes. Y el medio ambiente también se los agradece.

Sin embargo, todavía falta mucho por hacer, y por ello LA PRENSA GRÁFICA conversó con algunos conocedores del tema para compartir todo lo que se necesita saber sobre la alimentación orgánica.

Consultamos a León Bonilla y Stanley Khuen, de CLUSA El Salvador; Damaris Valle, una de las propietarias de “Del Valle Market”; y Luis May, propietario de Soya Nutribar, sobre las propiedades, características, producción, entre otros datos sobre la agricultura orgánica y esto fue lo que dijeron:

Múltiples beneficios


- Mejor salud. El organismo estaría ingiriendo nutrientes y vitaminas, y no químicos que le hacen daño, provenientes de venenos para plagas y fertilizantes. Estudios comprueban que estos producen graves enfermedades, incluyendo el cáncer, enfermedades renales, sobrepeso y alergias, y no solamente para la gente que los consume, sino también para los trabajadores agrícolas que utilizan los pesticidas.

- Mejor sabor. Un tomate cultivado orgánicamente sabe mucho mejor que uno al que le inyectaron sales para que creciera y tuviera un color rojo más llamativo.



- Respeto al medio ambiente y al suelo. León Bonilla, de CLUSA, dice que le apuestan a la recuperación del suelo por medio de biofertilizantes naturales, pues las empresas tiran agroquímicos y pesticidas que lo dañan. Además, artículos de la Ley de Medio Ambiente establecen que es obligación del Estado promover técnicas de agricultura limpia y con responsabilidad ambiental.

- Ahorro de dinero. Tal vez no a corto plazo, porque dependiendo de los distribuidores, los productos orgánicos y naturales son más costosos que los convencionales. Debe comprenderse que, a largo plazo, aunque se invierta más, la reducción de gastos se verá reflejada en menos enfermedades y una vida más plena.

- Más empleo y beneficio económico para pequeñas comunidades y pequeños productores. Algunos productores convencionales prefieren comprar un paquete de agroquímicos y aplicarlo a las plantas, en lugar de emplear a los agricultores del campo.

- Control de plagas. Los productores orgánicos nunca pierden sus cultivos por esta causa, sino por el clima.

Diferencias de un producto cultivado orgánicamente


-Tiene más sabor, es más nutritivo, conserva su color, sabor, aroma y tamaño natural. “La producción convencional es para que el resultado luzca bien y dure más tiempo, pero la producción orgánica es para alimentar y cuidar tu cuerpo”, afirma Damaris Valle.



-Para cultivarlo se recupera el suelo, se aprovechan residuos y se eliminan plagas por medio de recursos naturales y no de sustancias sintéticas; se produce veneno y abonos con ajo, jengibre, cáscaras de fruta, pulpa de café, frijoles, leguminosas, bagazo de caña de azúcar y otros desperdicios vegetales y material orgánico.

-Un producto cultivado convencionalmente depende de paquetes agroquímicos y la semilla ya va "envenenada", porque se extrae de otra verdura que para crecer necesitó estas sustancias tóxicas. Además, suelen ser modificadas genéticamente.



¿Los productos orgánicos son más caros?


Depende de los intermediarios que los venden y adoptan esta idea, y no del productor. Bonilla, de CLUSA, dice que ellos tratan de botar este paradigma, ya que lo orgánico debería ser igual o más barato que lo convencional, y que lo ideal sería comprar el producto directo de las fincas. A veces lo complicado son los gastos de transporte desde la tierra estas hasta las tiendas, asegura.

Mientras que Valle matiza que en ocasiones son más caros porque las cosechas son más pequeñas.

May, por su parte, considera que precios tienen un leve aumento, pero que este es razonable, porque lo que uno se ahorra en comer "rápido y barato", se incrementa luego en medicinas caras cuando te enfermas.


La oferta y demanda en El Salvador


Los agricultores orgánicos son pocos y generalmente están lejos de San Salvador, les cuesta llegar a la capital y los supermercados les ponen limitantes, porque deben entregar el producto siempre, y esto no depende de ellos sino de la variable climática.

Por otra parte, estos productos solo los busca la gente que está más informada y que le apuesta a una buena salud y está dispuesta a pagar la diferencia.

Las más interesadas en optar por verduras, frutas y hortalizas producidas orgánicamente son también mujeres que se preocupan porque sus hijos ingieran comida sana y están conscientes de cómo les afecta la comida sintética y chatarra.

Valle considera que “lastimosamente mucha gente se deja llevar por lo visual y por el tamaño de las frutas y verduras de los supermercados”.

Stanley Khuen, de CLUSA internacional, dice que ha crecido el movimiento de productos sanos, pero considera que los campesinos comen mejor que las personas que habitan en la ciudad, que solamente buscan los supermercados en donde todo es más caro y -casi todo- producido convencionalmente.

¿Que se requiere para hacer tu propio huerto en casa?


Lo más importante es recuperar el suelo y preparar la tierra, así las plantas responden mejor. Se puede saber que el suelo está sano cuando hay vida en él (como lombrices), aseguran los expertos. También existen lugares donde puede conseguirse la tierra ya preparada.

Asimismo, es necesario poseer macetas o un espacio adecuado para colocar la tierra y cultivar, y comprar semillas naturales o extraerlas de frutos maduros o que se dejan secar al sol.

"Es fácil elegir tener un estilo de vida diferente, hay instrucciones en internet, cómo combatir plagas también está en internet, hay mucha información al respecto", externa Bonilla.

Para más información puedes ponerte en contacto con CLUSA El Salvador, quienes organizan capacitaciones a través del Movimiento de Cultura Orgánica de El Salvador (MAOES), que duran de tres a cuatro sábados por un costo mínimo.

¿Dónde encontrar productos orgánicos?


- El Salvador Organics, una tienda derivada de CLUSA, que nació en 1998 en el país y vela por el desarrollo cooperativo y los pequeños productores, buscan enseñarles a producir y a comer lo que producen. La iniciativa surgió para tener productos más sanos, generar mejores ingresos y empleo, varios productores formaron una sociedad anónima. Se encuentra en Calle La Ceiba y 3a. Calle Poniente, #5010, Col. Escalón, atrás del Hospital de Diagnóstico.

- Del Valle Market, en Centro Comercial Arcos de Santa Elena, cuya alianza con CLUSA certifica la procedencia de los productos.

-Soya Nutribar, localizado actualmente en la Avenida Las Palmas. Poseen su propio huerto en el que cultivan lo que venden.



- En el supermercado, siempre y cuando cuenten con sellos que lo certifiquen:



¿De dónde provienen sus productos?


Algunos son de la Asociación Cooperativa de productores orgánicos (ACOPO), localizada en cantón Los Planes, Las Palmas, Chalatenango. De ahí provienen varios cultivos y hortalizas que se encuentran en las tiendas, como la lechuga, el cebollín, las zanahorias baby, acelga, espinaca, entre otros. También hay productores en Juayúa, Caluco, Ahuachapán y otros puntos del territorio.

Tags:

  • agricultura orgánica
  • productos orgánicos
  • clusa

Lee también

Comentarios

Newsletter