Familias comparten riesgo de cáncer

Nuevo estudio con gemelos aportó datos sobre la genética y el ambiente a la hora de determinar el riesgo de cáncer de una persona.
Enlace copiado
Familias comparten riesgo de cáncer

Familias comparten riesgo de cáncer

Familias comparten riesgo de cáncer

Familias comparten riesgo de cáncer

Enlace copiado
Tener un gemelo idéntico al que han diagnosticado un cáncer aumenta el riesgo del otro gemelo de contraer no solo ese tipo de cáncer, sino cualquier forma de cáncer, afirmó la investigadora principal, Lorelei Mucci, profesora asociada de epidemiología en la Facultad de Salud Pública T. H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

Esto sugiere que algunas familias comparten un riesgo más alto de sufrir cualquier tipo de cáncer, en función de su genética, señaló.

El estudio contó con más de 200,000 gemelos, tanto idénticos como mellizos, que eran naturales de Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia. Estos gemelos son parte del Estudio nórdico sobre el cáncer en gemelos, y se les dio seguimiento un promedio de 32 años, entre 1943 y 2010.

Los investigadores compararon a los gemelos idénticos y a los mellizos, porque los gemelos idénticos comparten el 100 % de los genes, explicó Mucci, mientras que los mellizos son como hermanos normales y comparten un promedio de aproximadamente la mitad de los genes.

En torno a un tercio de los participantes contrajeron un cáncer durante el estudio, y los investigadores descubrieron que, en general, los gemelos no tienen más probabilidades de contraer cáncer que la población general, dijo Mucci.

Pero cuando un gemelo idéntico contrae cualquier cáncer, el otro gemelo tenía un riesgo un 14 % más alto de contraer cáncer que la población general, hallaron los investigadores.

En comparación, el riesgo de cáncer de los mellizos aumentaba solamente un 5 % si a su hermano le diagnosticaban un cáncer.

Estos hallazgos demuestran que “el cáncer no se debe solo a la genética o solamente al ambiente, sino a una combinación de ambas cosas”, señaló la Dra. Stephanie Bernik, jefa de oncología quirúrgica del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

“Aunque los gemelos idénticos tenían un riesgo más alto de cáncer, no hubo una correlación del 100 por ciento, lo que indica que los factores ambientales también tienen un papel en el desarrollo del cáncer”.

Para profundizar más en la cuestión, los investigadores examinaron 23 tipos distintos de cáncer y compararon el modo en que la genética influía en el riesgo en cada uno de ellos.

Sin embargo, algunos cánceres en concreto tenían un gran riesgo genético adicional. Para el cáncer de testículo, los investigadores hallaron que el riesgo de un hombre de contraer esta enfermedad era 12 veces más alto si su hermano mellizo lo contraía, y 28 veces más alto si lo contraía su hermano gemelo idéntico.

Los investigadores también descubrieron que la genética tenía un papel muy importante en el melanoma (un 58 %), el cáncer de próstata (un 57 %) y el cáncer de piel (un 43 %).

En el caso de otros cánceres, el estudio descubrió que la genética tenía un papel entre leve y moderado: el cáncer de ovario (un 39 %), de riñón (un 38 %), de mama (un 31 %) y de útero (un 27 %).

Finalmente, los investigadores identificaron una serie de cánceres en los que la genética tenía un papel muy reducido. Entre estos estaban el cáncer de pulmón (un 18 %), de colon (un 15 %), el rectal (un 14 %) y el de cabeza y cuello (un 9 por ciento).

Los investigadores esperan que estos hallazgos ayuden a los médicos a aconsejar a diversos pacientes en relación al origen de su riesgo de cáncer, en particular si tienen un familiar que ha contraído cáncer de cualquier tipo.

"Desgraciadamente no podemos cambiar los factores genéticos", señaló Mucci.

Tags:

  • cáncer
  • estudio
  • gemelos
  • ambiente
  • genética
  • factores de riesgo

Lee también

Comentarios

Newsletter